«Vamos a impedir que quemen basuras en la térmica de La Pereda»

Más de medio centenar de manifestantes recorren el puente de Ablaña. /  JUAN CARLOS ROMÁN
Más de medio centenar de manifestantes recorren el puente de Ablaña. / JUAN CARLOS ROMÁN

Los vecinos temen que se incremente la polución en la zona norte del concejo mierense, «donde aumentan los casos de cáncer»

A. FUENTE LA PEREDA (MIERES).

«No queremos que nos metan en esta zona de Mieres una incineradora de basuras. Es algo tóxico para los habitantes y ya tenemos bastante con lo que queman aquí, en la térmica de La Pereda. Lo vamos a impedir». La presidenta de la asociación vecinal de la zona y componente de la plataforma contra la instalación, Belén Martínez, hacía referencia a que en las instalaciones de Hunosa, junto al río Caudal, «se están usando neumáticos usados como combustible y aquí nadie nos dice nada. Ninguna administración nos consulta y parece que nadie se preocupa por las consecuencias».

Con el lema 'No a la quema de basuras en la térmica de La Pereda', la marcha cortó parcialmente el puente de Ablaña. «Que se preparen en el Principado, porque esto es solo el principio. Vamos a estar en la calle y a manifestarnos hasta que se nos escuche», declaraba la responsable vecinal. «Somos conscientes del problema que supone la gestión de los residuos en la región, que afecta a toda la ciudadanía y que precisa de una solución. Por eso, desde este colectivo pedimos al Gobierno autonómico y a todos los grupos políticos que apuesten por una alternativa que no ponga en peligro la salud de los ciudadanos».

Y es que, según el colectivo, se está detectando un importante incremento de casos de cáncer entre la población de esta área del municipio. «Esta zona norte de Mieres sufre ya una importante contaminación y no vamos a quedarnos callados ante lo que propone el plan estratégico de residuos del Principado», añadió.

La portavoz de Somos Mieres, Patricia García Moro, se refirió a la concentración vecinal. «Estamos muy preocupados con la posibilidad de que la inactividad que ha tenido el PSOE en su demencial apuesta por la incineradora la acaben pagando los vecinos de Mieres. Después de más de una década de parálisis, ahora nos vemos con el agua al cuello para cumplir con la normativa comunitaria». La edil apuntó a que los denominados Combustibles Sólidos Recuperados (CSR) tienen efectos sobre el Medio Ambiente y la salud de las personas. «Emiten a la atmósfera agentes cancerígenos como las dioxinas y los furanos. Para colmo, para estos elementos peligrosos no existe posibilidad técnica, a día de hoy, de poder controlarlos con medidores en continuo y no es posible detectar picos que se puedan producir».

El Ayuntamiento mierense ya anunció una batería de alegaciones contra este plan regional. La concejal responsable del área de Desarrollo Sostenible, Delia Campomanes, recordó que su formación, IU, siempre ha sido contraria a este tipo de tratamiento de los residuos. «Nuestra postura es el rechazo absoluto a la quema de residuos. «Estamos en contra de ser el vertedero de Asturias», dijo a finales del pasado mes. Afirmó que el acuerdo entre Hunosa y el Principado se ha cerrado «de forma opaca y sin contar con este Ayuntamiento ni con sus vecinos». El Consistorio pide apostar por el reciclado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos