Vecinos del Alto Aller temen que los problemas judiciales cierren el geriátrico

Juan José Pulgar dialoga con los vecinos del Alto Aller que se manifestaron junto a la residencia. / J. C. R.
Juan José Pulgar dialoga con los vecinos del Alto Aller que se manifestaron junto a la residencia. / J. C. R.

Junto a los empresarios ,se manifestaron ayer para que la residencia de Felechosa tenga continuidad y no se venda

MARTA VARELA FELECHOSA.

El tirón económico que la residencia minera ha tenido en el pueblo allerano de Felechosa es innegable. Ni vecinos ni empresarios quieren perder el tirón económico que este equipamiento genera en todo el valle.

Por eso, vecinos, empresarios y hosteleros del Alto Aller se manifestaron ayer en apoyo a la continuidad del geriátrico de Felechosa, perteneciente al Montepío de la Minería, ante la posibilidad de que las responsabilidades derivadas del proceso judicial del denominado 'caso Hulla' puedan tener como consecuencia indirecta el cierre de esta residencia. Un proceso judicial en fase de instrucción, en el que cabe la posibilidad de que se señale a la mutua como responsable subsidiaria del desvío de fondos mineros en la construcción de este centro. Entonces, según temen los vecinos, podrían reclamarle los 30 millones que recibió para su construcción. A juicio de los vecinos, «esto conllevaría su cierre para poder pagar tantos millones y se perderían en torno a un centenar de puestos de trabajo».

Una consecuencia que nadie entiende y que no ven justa. Por eso, desde este movimiento se reclamó al juez que «castigue a los culpables», pero pidieron también que «se garantice el futuro de la instalación» impulsada por el Montepío de la Minería. La protesta comenzó a las puertas de la residencia 'La Minería' pero se trasladó a la carretera, cortando el tráfico rodado.

«Solicitamos con firmeza a las autoridades judiciales que no duden en condenar a quienes hayan podido adulterar el desarrollo del proyecto de obra de la residencia, pero que en su decisión última no pongan en peligro el proyecto social, de actividad, servicio y empleo que consideramos es vital para el desarrollo socioeconómico de nuestra comarca», señalaron los portavoces del colectivo. Agradeciéndoles la defensa de este proyecto, hasta allí acudió el presidente del Montepío de la Minería, Juan José González Pulgar, quien les agradeció su apoyo y pidió a las autoridades judiciales que «miren a la residencia como un proyecto de futuro para esta comarca, tan castigada por el cierre de la minería». Aunque, según sus apreciaciones, «no creo que haya riesgo de cierre de este equipamiento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos