Los vecinos de Langreo piden participar en el diseño exterior de la zona del soterramiento

Exterior de la zona donde se han llevado a cabo las obras del soterramiento de las vías. / JUAN CARLOS ROMÁN

«Hemos pedido una reunión con el consejero de Infraestructuras para poder tratar este asunto», declara Xuacu de Hoyos

ALEJANDRO FUENTE LA FELGUERA.

Después de los anuncios de inversiones y plazos para que los trenes circulen por el falso túnel en Langreo -que se realizaron el jueves en la visita del presidente de Adif, Juan Bravo, al concejo-, llegan las reacciones de los principales afectados por las obras pasadas y las futuras: los vecinos. La plataforma por la defensa del proyecto (que surgió ante el riesgo de paralización del plan de vías) expresó su «moderada satisfacción» por el compromiso adquirido de hacer funcionar el servicio a partir de marzo de 2019. Pero también le preocupa el después.

Por eso, la agrupación reclama «participación activa y protagonismo» a la hora de diseñar la urbanización exterior. «De hecho, ya hemos pedido un encuentro con el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, para abordar el asunto», afirma.

Al respecto, el portavoz temporal de la plataforma, Xuacu de Hoyos, indicó ayer que es preciso abordar ese proyecto de regeneración urbana para poner en valor, sobre todo, «la zona degradada del barrio de El Puente». Además, señala, el anterior diseño «ha quedado desfasado con el paso de los años». También criticó «que los políticos se pongan medallas con el final de esta obra cuando acumula años de retraso», en referencia a las declaraciones del Partido Popular y a la cancelación de los fondos mineros con los que se iba a financiar el soterramiento.

«El anterior proyecto ha quedado desfasado con el paso de los años», dice la agrupación

De Hoyos dijo que hay satisfacción por el compromiso de poner dinero para la superestructura ferroviaria (catenaria, raíles y elementos de seguridad), cifrada en unos 20 millones de euros y que pondrá Adif «a pesar de no haber presupuesto general del Estado». Bravo informó de que su entidad ya se encuentra trabajando en todos los proyectos para permitir el tráfico ferroviario una vez culminada la obra civil.

Así, la previsión es que en enero concluya esta primera fase para poder sacar a contratación la instalación de las vías, catenaria y elementos de seguridad de marzo del próximo año. Después, tras un plazo de cinco meses, se podrán adjudicar los trabajos.

El foco, en El Puente

Bravo también se refirió a la superficie exterior liberada, y se comprometió a colaborar en esta tercera fase, junto al Principado y el Ayuntamiento de Langreo. «Es nuestra voluntad participar en ese proceso asumiendo nosotros la retirada de toda la estructura ferroviaria que está ahora en superficie, una vez entre en servicio la nueva infraestructura», señaló.

En concreto, el proyecto de urbanización correrá, en su mayor parte, a cargo del Principado y el Ayuntamiento langreano. Poco se conoce de esta última fase del proyecto, que deberá esperar al paso de los primeros trenes. Fernando Lastra desveló que el foco principal se situará en la recuperación y modernización de la zona de El Puente que, en la actualidad, está muy degradada.

Fotos

Vídeos