Los vecinos de Pénjamo trasladan al Pleno un plan de futuro para las piscinas

Piden recuperar al menos una de ellas y que el resto del recinto se adapte para albergar un centro social, una sala de estudios y una zona de juegos

ALEJANDRO FUENTE LANGREO.

IU-Somos ha presentado una moción sobre la recuperación de las piscinas de Pénjamo para ser tratada en el próximo Pleno municipal, aunque realmente se trata de un texto redactado y presentado por la asociación de vecinos El Güesperón, que se eleva a la discusión en el seno de la Corporación a través de las formaciones políticas. «Hemos trasladado la necesidad de discutir entre todos un proyecto común de recuperación de las instalaciones», señala Xuan Carlos Pérez. La intención del colectivo es que todos los ediles del Ayuntamiento consensúen un plan de actuación «para crear un espacio público muy demandado por los vecinos de la zona».

El Pleno del Ayuntamiento de Langreo está convocado para el próximo jueves día 28 de este mes. «Sabemos que nunca se van a recuperar las piscinas tal y como eran antes. Pero creemos que es posible trabajar todos en la misma dirección para lograr el arreglo de algún vaso, para tener una zona de baños en el verano». El resto de las instalaciones, prosigue, podrían ser utilizadas para diversas funciones, como un centro social, una sala de estudios o una zona de juegos para los más pequeños. «Se trata de un equipamiento que está totalmente abandonado y que puede ofrecer un enorme servicio a la ciudadanía si se le saque del olvido».

El alcalde de Langreo, Jesús Sánchez (IU), ya apuntó que puede haber una solución al abandono de estas instalaciones. Indicó que lo ideal sería que el Principado cediese la propiedad, tal y como estaban antes de la clausura de las piscinas, en 2010.

Otra opción es seguir el modelo de las piscinas de Riaño, en las que el Gobierno regional aportó una importante cantidad de dinero (unos 600.000 euros) al Ayuntamiento para que la administración local ejecutase la reforma. «En todo caso, el gobierno local se ha comprometido a apoyarnos en la petición que hagamos al Principado, que tendremos que determinar en reunión», afirmaron los integrantes de El Güesperón.

Un plató de miedo

El Principado clausuró las instalaciones en 2010. En este periodo de tiempo, han sufrido un rápido deterioro. «De hecho, han servido a las mil maravillas de escenario para una serie que muestra una trama apocalíptica tras un accidente nuclear», dice Pérez en referencia a la serie 'La Zona', rodada en varios puntos de región y en Langreo. Una de las secuencias transcurre en las piscinas sin necesidad de mucho decorado añadido.

El cierre dejó al municipio sin uno de sus principales focos de ocio, ya que la instalación contaba con una amplia zona verde. A pesar de tener abiertas las piscinas de Riaño en verano desde hace varias temporadas, los vecinos aseguran que éstas no son suficiente para la gran demanda. En la actualidad, muchos langreanos se ven obligados a acudir a otras piscinas del valle del Nalón, algo que rechazan desde El Güesperon. Según dicen, «tenemos las instalaciones de Pénjamo y queremos que las abran para disfrutar de ellas. No hay por qué salir de Langreo».

Su reclamación va dirigida a las instituciones locales y regionales, les piden encontrar una solución a este espacio. Y recuerdan que los vecinos no van a cesar en esta petición y que las acciones de reivindicación no se detendrán.

Temas

Langreo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos