Vecinos de La Pereda recelan de que la térmica no vaya a quemar basura

«Nadie nos avisó de la reunión con el consejero y estamos muy molestos con esta opacidad», dice la presidenta de El Fresno

A. FUENTE LA PEREDA.

Responsables vecinales de la zona norte de Mieres -de las asociaciones de Cardeo y de la zona alta de La Pereda- se enteraron, después de celebrarse, de que el colectivo de La Rebollada mantuvo un encuentro con el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, para tratar el espinoso asunto de la quema de residuos en la central térmica de Hunosa. «Nadie nos aviso de esa reunión a pesar de que habíamos reclamando hablar con el consejero. Algunas de las asociaciones que estamos dentro de la plataforma contra esta instalación nos mostramos muy molestas con esta opacidad», se quejaba ayer la presidenta de El Fresno, Belén Fernández Martínez.

De la reunión mantenida con Lastra la semana pasada, continúa Fernández Martínez, solo tenemos un mensaje por 'whatsapp' del presidente de la asociación de La Rebollada. Textualmente, el aviso recibido dice que «hoy -por el miércoles día 3- tuvimos una reunión con Fernando Lastra en la que despejó muchas dudas. Nos confirma que hay un plan que depende de Hunosa, si cumple. En una reunión lo explicaremos».

La responsable de El Fresno dice que todavía está a la espera de mantener esa reunión informativa a la que se hace referencia en el mensaje lanzado desde La Rebollada. «De todas maneras, sabemos lo que se dijo en ese encuentro gracias a los medios de comunicación; y lo que dijo Lastra no nos convence para nada. Estamos seguros de que aquí se quiere quemar residuos y no lo vamos a permitir», dijo Fernández Martínez.

El consejero explicó que el Plan de Residuos del Principado contempla la producción de combustible, pero lo ha diferenciado de la quema de basura, que requeriría construir una incineradora, algo que «no va a ocurrir». Lastra también quiso dejar claro que se está trabajando para que todos los procesos se lleven a cabo con el «mayor control ambiental», tanto en las emisiones como en la gestión de los residuos. Todo ello, además, siguiendo las directrices que marcan las normativas españolas y europeas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos