Los vecinos de Villamoréi reclaman una circunvalación para sacar el tráfico del pueblo

Infraestructuras inicia la expropiación de 139 fincas con el objetivo de comenzar los trabajos de la carretera Rioseco-Soto de Agues en verano

MARTA VARELA LANGREO.

Nueva carretera, pero mismos problemas. Un nutrido grupo de vecinos de la localidad de Villamoréi, en Sobrescobio, no está de acuerdo con que la inversión de 2,4 millones para reparar la carretera que comunica Rioseco con Soto de Agues no incluya una circunvalación para sacar el tráfico de medio del pueblo. La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, encargada del proyecto, no prevé esta posibilidad. La intención es que los trabajos puedan iniciarse durante este verano.

De hecho, ya ha comenzado el proceso de expropiación de las fincas para acondicionar este vial comprendido entre las localidades de Rioseco, Agues y Ladines. Se prevé que unas 139 fincas se vean afectadas, ya que se ocuparán más de 40.000 metros cuadrados. Principalmente, se ocuparán parcelas de prados, aunque también las habrá con caminos, huertas, zonas de matorral y muros. En la actualidad, esta abierto un proceso para presentar alegaciones previas a las ocupaciones.

Protestar es lo único que les queda a estos vecinos que no han logrado que se atiendan sus peticiones. «El alcalde nos visitó hace meses y nos dijo que estaba aprobado el proyecto y que no había nada que hacer. Pero podemos quejarnos», indican. Los vecinos son conscientes de que no sacar el tráfico de su pueblo, «como hacen en casi todos los sitios», en un problema de presupuesto. «Nos lo dejaron claro, no hay dinero». Y es que la solución para que los coches no tuviesen que circular entre las casas de Villamoréi era prolongar la carretera unos metros por el vial que lleva al pueblo de Ladines y después hacer un puente para salvar el río Alba. Saben que ya no puede ser, pero no lo entienden. «Lo podían haber hecho mejor. Ampliar la carretera y dejarla por medio de un pueblo no es normal ni seguro para vecinos y conductores». No se explican cómo a pesar de que les hicieron participes de su reivindicación, nunca se tuvieran en cuenta.

Calzada más amplia

Que los coches atraviesen por entre sus casas es el único punto negro que ven en el proyecto. Para ellos, el resto está bien. La calzada se ampliará hasta los más de seis metros y contará con dos carriles de tres metros más un espacio de 0,15 metros a cada lado para facilitar el pintado de las marcas viales.

El proyecto redactado por la Consejería de Infraestructuras fue aprobado en el Ayuntamiento coyán en mayo de 2015. No obstante, se introdujeron algunas modificaciones, eliminando partes de un paseo peatonal inicial, lo que hizo que el presupuesto disminuyese en 800.000 euros. Ya no discurrirá paralelo a la carretera en su totalidad, aunque sí en algún tramo, y en otros se aprovecharán caminos existentes que se mejorarán para que sean utilizados por los peatones. La inversión en la reforma de la vía SC-2 se sitúa finalmente en 2.453.509 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos