Luz verde a los chalés en la zona rural de San Martín

El Ayuntamiento facilita las licencias para nuevas construcciones ante la demanda y para no tener que esperar a la tramitación del PGOU

A. FUENTE SOTRONDIO.

San Martín del Rey Aurelio tiene, desde ayer, autorización para ampliar el número de núcleos rurales del concejo con viviendas unifamiliares. La aprobación definitiva por parte de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado (CUOTA) se publicó ayer en el BOPA. Recoge la modificación de las normas subsidiarias de planeamiento para la ampliación de los núcleos rurales en los entornos de San Mamés, Santa Bárbara, La Güeria y Meruxeo. Se da, de este modo, luz verde a la solicitud de licencias de obra para la construcción de viviendas unifamiliares que desde hace tiempo vienen demandando las familias de estos pueblos. La medida favorecerá el asentamiento de población.

Según explicó el alcalde de San Martín, Enrique Fernández, «en el marco del Plan General de Ordenación Urbana que estamos tramitando contemplamos, entre otras líneas de intervención, posibilitar la construcción de nuevas viviendas en los núcleos rurales. No obstante, viendo que desde hace tiempo había una demanda residencial por parte de los vecinos hemos querido adelantarnos, conscientes de la complejidad de la tramitación del PGOU, para atender sus peticiones y agilizar de este modo que en determinados pueblos ya se puedan edificar viviendas unifamiliares». Esta modificación afecta una decena de parcelas en los núcleos rurales mencionados, donde los vecinos pueden ya edificar al menos igual número de viviendas o alguna más en función del aprovechamiento de la superficie que cada uno le quiera dar.

Quienes están interesados en la construcción de nuevas viviendas son, en general, descendientes de las familias asentadas en los citados pueblos. Se trata, la mayoría, de matrimonios jóvenes con hijos que buscan la proximidad con sus lugares de residencia. A ello hay que sumar el interés también mostrado por vecinos de fuera de la comunidad: madrileños y de otras autonomías que, en los últimos años, han ido adquiriendo casas en los pueblos rurales de San Martín como segunda vivienda. El Ayuntamiento detalló que la modificación de la normas de planeamiento ha cumplido con la legalidad que marca el Reglamento de Ordenación de Territorio de Asturias (ROTU), que establece una serie de requisitos para la ampliación de pueblos: las parcelas que se integrarán deben lindar con al actual pueblo rural, la orografía de las mismas ha de ser edificable, el número de las que se incluirán debe ser siempre inferior a las que ya existen en el núcleo rural y además tienen que estar conectadas a la trama vial del núcleo. La medida ha recibido también el visto de Medio Ambiente y la CHC.

Fotos

Vídeos