El vertido de aguas al Huerna por la obra de Pajares, multado con 400 euros

A. F. G. CAMPOMANES.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) ha interpuesto una sanción de 500 euros a la empresa Acciona Infraestructuras S. A. por vertidos al cauce del río Huerna denunciados por la asociación de vecinos de Campomanes el pasado 17 de febrero. La sociedad procedió al pago voluntario de la multa fijada con lo que se ahorró un veinte por ciento. Al final, pagó 400 euros. El colectivo vecinal, ha acogida la noticia con ironía y asegura que «la gasolina de los desplazamientos y el tiempo invertido supuso más gasto para esta junta directiva», al tiempo que califica la sanción de «anecdótica».

Los vecinos lanzaron la voz de alarma al ver las aguas del río de color gris. De las balsas que dan servicio a las obras de la variante ferroviaria de Pajares salía el material que, según denunciaban, era contaminante. Estas bolsas de decantación se usan para que los materiales se sedimenten y el agua pueda salir más o menos limpia, pero en aquella ocasión se desbordó «con toda la porquería al cauce», afirmaron desde la asociación. No se trata de la única denuncia interpuesta por el colectivo contra las empresas de la variante por vertidos a las aguas del Huerna. De hecho, se está a la espera de la resolución de otras dos posteriores a ésta, y esperan que las multas sean superiores.

Fotos

Vídeos