«La Vuelta va a ser nuestro escaparate al mundo», afirma la alcaldesa de Riosa

La localidad riosana da la bienvenida a la Vuelta Ciclista a España con un cartel. / J. M. PARDO
La localidad riosana da la bienvenida a la Vuelta Ciclista a España con un cartel. / J. M. PARDO

Riosa y Caso ultiman los preparativos para recibir a los miles de visitantes que abarrotarán ambos concejos durante las dos etapas de la carrera

ALEJANDRO FUENTE RIOSA / CASO.

«Se habla de cifras que asustan», admitía ayer la alcaldesa de Riosa, Ana Díaz. El concejo se prepara par acoger el sábado a la etapa reina de La Vuelta Ciclista a España con la mítica subida al denominado 'infierno' de L'Angliru, con pendientes de hasta un 23% de desnivel. La regidora ya ha mantenido reuniones en Delegación del Gobierno y, ayer mismo, en La Morgal para coordinar el dispositivo de vigilancia y control para la afluencia masiva de aficionados. A falta de datos oficiales, según apuntó, «se maneja una cantidad que podría rondar las 150.000 personas». No obstante, la responsable municipal aseguró que hay gente implicada en la etapa, tanto efectivos de las fuerzas de seguridad como de la propia organización de la prueba, «que están trabajando duramente y que nos han tranquilizado mucho ante la llegada de tal afluencia de público».

Y es que son muchos los ingredientes para el 'cocido' que se prepara en Riosa; por un lado, que la prueba sea un sábado, con un viernes festivo en la región y un posterior domingo. Una coincidencia que hace más atractiva, si cabe, la llegada de visitantes. «Va a ser nuestro escaparate, nuestra ventana al mundo», apuntaba la alcaldesa. De hecho, como ya informó -y así se atestiguó desde la asociación de turismo de la Montaña Central-, los recintos hoteleros de toda la comarca se encuentran al completo y con reservas para este fin de semana con motivo de la carrera.

Pero en el municipio ya está casi todo listo para la fiesta; el día antes de la subida a L'Angliru, el viernes 8, habrá una serie de conciertos en La Ará, donde también se ha dispuesto de una zona de acampada. «Queremos dar un toque asturiano a esta jornada festiva en la región», afirmaba Díaz. De este modo, habrá actuaciones de grupos como Nuberu, Faen Versión, La Tarrancha, Ochobre, Avientu y Skama la Rede. Las actuaciones darán comienzo a partir de las siete de la tarde.

El Ayuntamiento, explicaba la regidora, se ha esforzado para tenerlo todo listo para este fin de semana. Todavía ayer se estaban realizando trabajos de limpieza en las calles de La Ará. «Hemos trabajado a contrarreloj, sin mucho tiempo pero sí con voluntad. En los últimos días hemos limpiado y reparado elementos del mobiliario urbano que, aunque ya tocaba, éste ha sido un buen momento para hacerlo».

Pueblo Ejemplar

Riosa optaba este año, por primera vez, al galardón que concede deforma anual la Fundación Princesa de Asturias. «Queremos trasladar desde nuestro concejo la felicitación a los vecinos de la población maliaya de Poreñu por el premio, pero nosotros vamos a seguir con mucho ánimo para los próximos años porque hemos demostrado de lo que somos capaces de hacer en tan pocos días para prepararnos para La Vuelta», manifestó.

La etapa del sábado, tal y como indica la propia organización es corta (119,2 kilómetros) «pero muy dura», indicó la regidora. De hecho, «la Vuelta puede decidirse en el Alto de L'Angliru, tal y como sucedió en 2011 entre Bradley Wiggins y Juanjo Cobo. Es la última etapa y los corredores van a dar el máximo, por lo que el espectáculo está asegurado», insistió. La salida antes de la llegada a L'Angliru será en Corvera; pero no es la única etapa que discurrirá por las cuencas mineras.

El viernes la salida de la etapa de esa jornada se hará desde Caso. El concejo, como está haciendo Riosa, ya ha colocado sus carteles para dar la bienvenida a los visitantes y aficionados, está limpiando las carreteras y desbrozando las cunetas. Los hosteleros también se suman a la fiesta y preparan menús «muy especiales» con motivo de la etapa que culminará en Gijón tras recorrer el pelotón casi 150 kilómetros. Aquí se espera recibir a 3.000 personas.

Tras el periplo asturiano, la prueba ciclista tendrá su última etapa -que suele ser de trámite- en Madrid. «Como es habitual, la última jornada servirá para coronar y recibir en la capital al ganador de la carrera», afirmó Ana Díaz.

Fotos

Vídeos