La FP no cubre la demanda para la industria en Asturias y genera excedentes en otras profesiones

La FP no cubre la demanda para la industria en Asturias y genera excedentes en otras profesiones
Javier Cueli, junto a alumnos del Centro Integrado de Formación Profesional de la Laboral. / JOAQUÍN PAÑEDA

Los estudiantes optan por ramas de la sanidad, comercio y deportes cuando se necesitan soldadores y caldereros

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

La demanda del mercado laboral asturiano y las elecciones de los alumnos de grados básicos, medios y superiores de Formación Profesional no van de la mano. Mientras el tejido industrial necesita soldadores, caldereros y otros perfiles técnicos de alta cualificación especializados en ramas como Mecanizado y Refrigeración y climatización, el alumnado se decanta por Sanidad, Administración y gestión, y cada vez más Actividades físicas y deportivas o Comercio y marketing. Este desajuste entre la demanda de personal cualificado en sectores como el metal o las tecnologías de la información y la comunicación preocupa tanto a centros de Formación Profesional como a la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), cuyo presidente, Belarmino Feito, ya ha anticipado que la organización pondrá en marcha un estudio que evalúe las necesidades reales del mercado laboral para ajustar la oferta formativa y la demanda de profesionales .

Según los datos de la Consejería de Educación correspondientes a la memoria del curso 2016/2017, de las 22 ramas de Formación Profesional en modalidad presencial solo Informática y Comunicaciones (con 855 estudiantes frente a 850) y Fabricación Mecánica (925 respecto a 927) tienen más alumnos que el curso anterior. Entre las cinco áreas profesionales más solicitadas por los alumnos, únicamente dos técnicas -Informática y Comunicaciones y Electricidad y Electrónica- se cuelan en el ranking de las más demandadas, junto con Sanidad, Administración y gestión o Servicios socioculturales.

Matrículas

Rama profesionalRama profesional2016/2017
Actividades físicas y deportivas367377
Administración y gestión1.4251.483
Agraria198178
Artes gráficas158172
Comercio y marketing438423
Edificación y obra civil200189
Electricidad y electrónica1.2691.187
Energía y agua2525
Fabricación mecánica925927
Hostelería y turismo836803
Imagen personal524527
Imagen y sonido443456
Industrias alimentarias103104
Informática y comunicaciones850855
Instalación y mantenimiento697679
Madera y mueble7658
Marítimo-pesquera176173
Química216196
Sanidad1.5211.490
Servicios socioculturales y a la comunidad855899
Textil, confección y piel3339
Transporte y mantenimiento de vehículos800794

El Centro Integrado de Formación Profesional de la Laboral, en Gijón, es uno de los centros de referencia en la formación de alumnos de la rama industrial. Allí se imparten veinte ciclos formativos en ocho ramas profesionales distintas relacionadas con el sector servicios, la hostelería y la industria. «Cada semana recibimos al menos una oferta de trabajo para el sector industrial que muchas veces no podemos servir», advierte su director, Javier Cueli. «Este curso, sin ir más lejos, un ciclo de mecanizado no se pudo impartir porque no llegábamos a las treinta matrículas mínimas». El ciclo de Instalaciones frigoríficas y climatización, que habitualmente se imparte también en Piedras Blancas y en La Felguera, solo consiguió llegar al mínimo de matrícula (unos diez alumnos) en la Laboral. Entre los pocos jóvenes que sí apuestan por las ramas técnicas la tasa de titulados es aproximadamente del 60%. «Estos profesionales generalmente encuentran trabajo, pero desgraciadamente se sigue viendo como una salida secundaria», lamenta.

En opinión de Belarmino Feito, presidente de la Fade, «este es un problema acuciante. Urge un sistema formativo flexible, que se adapte a los avances tecnológicos y dé respuesta a las necesidades de los empresarios». En Asturias, recuerda, «tenemos uno de los problemas demográficos más graves de Europa y eso afecta al mercado de trabajo». Desde la Fade proponen «una orientación efectiva del mercado laboral y sus demandas que atraiga a los pocos jóvenes que hay hacia la formación en aquellas profesiones con alta inserción. Así lograríamos convertirnos en una región atractiva y retener talento».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos