«Hay derechos en juego en esto», dicen los afectados

Vidau, con la jueza Virginia Otero, en la protesta en la que reclamaron el jueves, entre otras cosas, la renovación de los sistemas informáticos. /  PIÑA
Vidau, con la jueza Virginia Otero, en la protesta en la que reclamaron el jueves, entre otras cosas, la renovación de los sistemas informáticos. / PIÑA

«La semana que viene tengo un juicio y antes de cinco días debo presentar el dictamen pericial a un juez que no va a poder leerlo; ¿que hará? ¿aplazar el juicio?». La pregunta la lanza un procurador con más de quince años de experiencia. «Nunca se vio nada igual; hay derechos en juego en esto», abunda otro. Es habitual que las partes lleguen a acuerdos días antes del juicio y lo comuniquen para evitar su celebración, «pero ahora no tenemos cómo», indicaba un tercer.

El bloqueo informático está obligando a activar apaños de urgencia. La jueza decana de la capital comunicó ayer a los abogados que de forma excepcional se admitían los escritos en papel en asuntos urgentes o que afecten al juzgado de guardia. Aprovechando que la fiscalía funciona con otro sistema informático, policías y guardias civiles le están remitiendo los atestados, para que luego el fiscal de turno reenvíe por fax los hallazgos al instructor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos