Desarrollo Rural plantea medidas «excepcionales» contra la plaga de la rata topo

Estas actuaciones irían desde la prevención en el manejo del hábitat hasta la consolidación de los predadores naturales de la rata

E. C. GIJÓN.

Pueden llegar a producir daños «graves» en praos y pastizales. Y también en los frutales, especialmente en los manzanos. La rata topo ('Arvícola terrestris') es la responsable de daños en cultivos y producciones con la «suficiente trascendencia económica» para que se la pueda considerar como una plaga. Así justifica la Consejería de Desarrollo Rural una serie de medidas que se podrán adoptar de manera «excepcional» durante este año para paliar los efectos de esta especie.

Estas actuaciones irían desde la prevención en el manejo del hábitat hasta la consolidación de los predadores naturales de la rata topo, además de aceptar la regulación de sus «explosiones demográficas» con técnicas que no supongan acumulación de tóxicos en cadenas tróficas. Establece como indemnización máxima 700 euros por hectárea para praos de siega, 380 para los de diente y 10 por unidad para las pérdidas por marras en caso de frutales. Quienes reciban ayudas, tendrán que suscribir un seguro en 2018 que incluya daños por fauna silvestre.

Fotos

Vídeos