El desbordamiento del río Nora corta varias carreteras e inunda El Requexón

El Requexón, inundado por las fuertes lluvias
El Requexón, anegado por las intensas lluvias. / E. C.

El aumento del cauce del río Nora ha anegado parte del campo de entrenamiento del Real Oviedo

IVÁN ÁLVAREZ / LYDIA IS

Carreteras cortadas y campos anegados. El desbordamiento del río Nora ha causado importantes desperfectos a su paso por los concejos de Oviedo y el área central. Una de las consecuencias más llamativas afecta directamente al Real Oviedo, que cambiará su lugar de entrenamiento habitual después de que las fuertes lluvias hayan anegado El Requexón.

La plantilla del Real Oviedo volverá mañana a los entrenamientos en San Gregorio. La previsión es que los azules se trasladarán hasta el estadio universitario, en principio, hasta el jueves.

Desde los Servicios de Obras de los municipios del área central se pide «precaución y paciencia» ante los problemas de inundaciones y argayos detectados en las últimas horas. En Siero, Javier Rodríguez Morán, edil de Infraestructuras, explicó que se ha activado un dispositivo especial que se extendera durante toda la jornada para hacer frente a las incidencias, la mayor parte concentradas en las parroquias de Argüelles, Hevia, Tiñana, Granda, Meres y Lugones y que ha ocasionado el corte al tráfico de varios viales.

Es el caso de la carretera que da acceso a La Belga, en Argüelles; el puente de la ermita de la Virgen de la Cabeza, en Meres; o la AS-331 a la altura de Samartino. Asimismo, están en vigilancia los accesos a Castañera, en Granda; el parque periurbano de Paredes o la avenida Les Bellotines, en Lugones, junto a la urbanización Malvarán. En cuanto a los argayos, Rodríguez Morán señaló que "el servicio de Obras está señalizando y retirando los más importantes".

Tanto en Llanera como en Noreña no se han registrado incidencias de consideración, aunque se vigila la crecida de los ríos, donde el caudal se ha incrementado de forma significativa. Por su parte, en Nava y Sariego tampoco se han registrado problemas salvo algún pequeño argayo.

Más complicado lo tienen en Bimenes, donde los operarios municipales llevan trabajando todo el fin de semana a destajo para arreglar los numerosos desprendimientos detectados en las carreteras. También la nieve ha dificultado el acceso a varios núcleos.

Argayo en una carretera de Bimenes.
Argayo en una carretera de Bimenes. / E. C.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos