Desconvocada la huelga anunciada por los funcionarios de Justicia para el lunes

El 69,49% de los consultados aceptan el preacuerdo y renuncian al paro. CSIF niega validez al sondeo y valora convocar otra protesta

R. MUÑIZ OVIEDO.

La huelga indefinida anunciada por cuatro sindicatos en los juzgados de la región, y que iba a comenzar el lunes, será finalmente desconvocada. La plataforma formada por CC OO, Staj, UGT y Usipa celebró ayer una consulta entre los trabajadores en la que participaron 836 empleados. De ellos 581 se pronunciaron a favor del preacuerdo alcanzado con el Principado, mientras que hubo 200 que apostaban por el paro. El comité de huelga concluye así que la participación ha sido del 67,53% de la plantilla y que, de ellos, el 69,49% han renunciado a la protesta. En consonancia, los cuatro sindicatos anunciaron que el viernes, una vez firmado el acuerdo con la administración, procederán a desconvocar el paro.

El conflicto comenzó con los representantes sindicales protestando al considerar que los funcionarios asturianos eran los peor pagados del país y exigiendo un complemento general para todos de 150 euros para equilibrar la situación. Puesto que la plantilla está compuesta por unos 1.238 trabajadores, el esfuerzo para las arcas regionales se situaría por encima de los 2,2 millones anuales. Tras semanas de tensión y amenaza, el Principado accedió a abonar un plus de 140 euros a todos, aunque de forma paulatina. El primer año la subida sería de 95 euros mensuales, de 25 el segundo y de 20 más el tercero. El coste al final del periodo quedaría así cerca de los dos millones. Además, hay otra mejora para quienes lleven causas por violencia de género, que oscila entre los 110 y los 50 euros en función del volumen de pleitos.

Estas condiciones provocaron que la plataforma sindical renunciara a una primera huelga fijada el 2 de octubre. Los trabajadores parecían favorables al entendimiento, pero en una reunión para perfilar el pacto, todo volvió a marrar. El Principado trató de vincular las mejoras retribuidas al cumplimiento de una serie de exigencias, entre las que figura un descenso del absentismo laboral.

La subida de 140 euros al mes supondrá unos dos millones de coste anual al Principado

«Descubrimos la trampa y la denunciamos», asegura Paco Lama, desde CSIF, central sindical que en la mayor parte del proceso ha disentido del resto de organizaciones. Su versión es que las otras cuatro centrales trataron de dejarle, primero, fuera del comité de huelga y después de descubrir lo del absentismo, «convocaron una huelga sin nosotros», dice. Los demás lo rechazan. El martes, en una reunión con los convocantes para fijar los servicios mínimos, el Principado accedió a desvincular las subidas salariales de la reducción del absentismo. La novedad fue ayer votada en las oficinas de Oviedo, Gijón y Avilés, y a través de fax desde el resto, con el resultado citado. CISF, por su parte, entiende que «la consulta tiene menos garantías que la catalana y han votado menos de la mitad del censo», por lo que seguirá sondeando a la plantilla. «Si la gente lo acepta, lo acataremos, si no, convocaremos nuestra propia huelga», dice Lama. Todas las negociaciones se enrarecieron al coincidir con unas elecciones sindicales que la mesa decidió finalmente posponer.

Fotos

Vídeos