Desmantelan un grupo criminal dedicado a asaltar a empresarios en Asturias y León

Una de las pistolas incautadas.

La Policía y la Guardia Civil detienen a ocho personas y recuperan joyas por valor de 400.000 euros. Una de las víctimas fue un constructor ovetense

PALOMA LAMADRID GIJÓN.

Asaltaban a sus víctimas en sus viviendas y lugares de trabajo. Iban encapuchados y armados con pistolas. Este grupo criminal se dedicaba a asaltar a empresarios de Asturias y León y se hacían con sustanciosos botines. La Policía Nacional y la Guardia Civil desmantelaron esta banda en una operación conjunta que se saldó con ocho personas detenidas, así como con la incautación de joyas y relojes de alta gama, dinero en efectivo y otros objetos, todo ello valorado en más de 400.000 euros.

La investigación comenzó a raíz del ataque perpetrado contra un constructor ovetense, César Zarceño -propietario de la inmobiliaria La Amistad- en diciembre de 2015, quien fue asaltado en su domicilio. Los cuatro atacantes le golpearon repetidamente y maniataron a su esposa y a una empleada del hogar hasta que lograron que abriese la caja fuerte. Se apoderaron de un gran número de relojes de marcas prestigiosas, joyas y una elevada cantidad de dinero. Tras activarse los mecanismos nacionales de cooperación policial, los agentes tuvieron conocimiento de un hecho similar cometido en mayo de 2016. En esa ocasión, el objetivo fue un empresario leonés que se encontraba en una nave industrial situada en un pequeño pueblo de la montaña de la provincia vecina.

El 'modus operandi' fue similar: los delincuentes iban encapuchados y armados con pistolas e inmovilizaron al gerente y a un empleado para hacerse con el botín. Se llevaron objetos valorados en más de 400.000 euros y un vehículo. Después de varios meses de indagaciones, los agentes determinaron que las personas que habían cometido los asaltos pertenecían a una organización criminal dedicada a la comisión de robos. Esta red estaba perfectamente estructurada, ya que cada miembro desempeñaba una labor específica: selección de objetivos, comisión de los robos y venta de los objetos sustraídos. En una primera parte del operativo, los agentes arrestaron a tres de los integrantes del grupo, todos ellos asturianos y relacionados con actividades deportivas de contacto. No obstante, no recuperaron los efectos sustraídos. Tras localizar la posible ubicación del botín, los investigadores arrestaron a la pareja de otro miembro de la banda y registraron la finca en la que vivía.

En Villabona y Oviedo

En la búsqueda, que se llevó a cabo con un detector de metales, hallaron enterradas, en las proximidades de la vivienda, distintas joyas y relojes empaquetados a conciencia y aislados de la humedad. Además, encontraron 11.000 euros en efectivo y manuscritos con descripciones, horarios y rutinas de sus posibles víctimas. También, en otra parte de la finca, los agentes dieron con otro zulo, de unos treinta centímetros de profundidad, que contenía cuatro pistolas y una gran cantidad de munición.

Una vez intervenidos estos efectos, confirmaron que se trataba de los relojes robados al empresario leonés. Además, las armas habían sido utilizadas en el asalto cometido en la capital asturiana. Estas evidencias permitieron la detención de los restantes miembros del grupo. En la operación se llevaron a cabo tres registros (dos en Villabona y uno en Oviedo). La banda estaba considerada como una de las más activas en Asturias y León.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos