Los detenidos por el fraude de carne de caballo se elevan a 65, dos de ellos en Asturias

E. C. GIJÓN.

El número de detenidos por participar en la red dedicada a la venta de carne de caballo no apta para consumo humano desmantelada en el marco de la operación 'Gazel' y que afecta a siete comunidades autónomas, se elevó a 65 personas. Dos de los detenidos son asturianos, en concreto de Coaña y Ribadesella.

Según indicó ayer la Guardia Civil tras el levantamiento del secreto de sumario de este caso, que instruye el titular del juzgado de primera instancia e instrucción número 4 de Ponferrada (León), la operación logró desmantelar una red de comercialización europea con unos beneficios anuales de 20 millones de euros. A los detenidos se les imputan los delitos de maltrato animal, falsedad documental, prevaricación, contra la salud pública, blanqueo de capital y organización criminal.

La denominada operación 'Gazel' investiga una red ilegal de venta de carne de equino y en una primera fase, tras la cual se decretó el secreto del sumario, fueron detenidas casi una veintena de personas.

Fotos

Vídeos