Detienen a un motorista tras circular 13 kilómetros en sentido contrario

El kamikaze inició el recorrido a las 4.30 horas de la noche en la A-64 y se adentró luego en la 'Y'. Dio positivo en consumo de opiáceos

R. M. GIJÓN.

La pericia del resto de conductores y el escaso tráfico a esas horas de la noche explican cómo un motorista pudo circular trece kilómetros en sentido contrario por dos de las principales autovías de la región y terminar arrestado, pero ileso.

El suceso tuvo lugar el viernes pasado, a las 4.30 horas de la noche. Varios conductores telefonearon al 112 advirtiendo de la presencia de un kamikaze en la autovía Oviedo-Villaviciosa (A-64). Los informantes le situaron entonces cerca del enlace de Granda, circulando en sentido Gijón por la calzada equivocada. A continuación el motorista se incorporó a la 'Y', también en sentido hacia Gijón o Avilés, pero de nuevo en el lado contrario, por el que entonces iban vehículos hacia Oviedo.

Una patrulla de la Guardia Civil que se encontraba en la zona de El Berrón se dirigió al lugar, buscando al infractor, primero en la A-64, luego en la propia 'Y'. Los agentes hicieron señales luminosas y acústicas para alertar al resto de usuarios. Finalmente, a dos kilómetros del nudo de Serín observaron la moto parada y al conductor deambulando, sin casco ni chaleco, desorientado. Tras asegurar el lugar, lo evacuaron al área de servicio de Robledo. Fue identificado como J. B. C., vecino de Langreo de 50 años, y en el test de drogas dio positivo en opiáceos. Se lo arrestó como autor de un delito contra la seguridad vial, conducción temeraria y bajo los efectos de estupefacientes. Quedó libre a la espera de juicio.

Fotos

Vídeos