«No se obedece a Dios, Yahve o Alá atentando contra la vida de los hombres»

Juan Llaca

El cardenal Blázquez preside los actos religiosos por el día de Covadonga con un mensaje de condena al terrorismo

Gloria pomarada
GLORIA POMARADACovadonga

La tradicional conmemoración religiosa del Día de Asturias se celebraba esta mañana en Covadonga con un mensaje de "encuentro" entre confesiones y "esperanza" ante el Año Santo proclamado este 8 de septiembre.

"La fe cristiana no impulsa a la división sino a la concordia", destacaba el cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, durante la santa misa oficiada en una basílica abarrotada por fieles y autoridades, encabezadas por el presidente del Principado, Javier Fernández; el presidente de la Junta, Pedro Sanjurjo; el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez y el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González.

Más información

Con el recuerdo del "zarpazo terrible del terrorismo" en Barcelona y Cambrils aún en la memoria, el cardenal entonaba en la homilía una llamada a "profundizar en el alcance del derecho de la libertad religiosa". "No se obedece a Dios, se llame Yahve, Alá o Abbá Padre de Nuestro Señor Jesucristo atentando contra la vida de los hombres", proclamaba.

También en clave de actualidad política se colaba la cuestión catalana en la intervención del arzobispo de Oviedo, ya en la cueva y a los pies de la Santina. Sanz Montes agradecía a Javier Fernández las palabras pronunciadas ayer durante la entrega de las Medallas de Asturias y hacía suya la petición de "unidad, que no uniformidad, que supone compartir en pluralismo la presencia de un pueblo que tuvo aquí su origen".

Esa esperanza de entendimiento vertebra el Año Jubilar que hoy comienza, con motivo del centenario de la entronización de la Virgen. Hasta el próximo 8 de septiembre de 2018 los fieles podrán lograr la indulgencia plenaria visitando el santuario, participando en los cultos jubilares y meditando ante la Virgen.

Como cada día de Covadonga, la Santina recibió el homenaje de los asturianos, este año representados por el concejo de Noreña. Una delegación de siete entidades del municipio ofrecieron a la patrona de Asturias una sábana de encaje, reproducciones de elementos distintivos de Noreña y productos típicos.

La festividad religiosa se celebra este año entre amplias medidas de seguridad, con un dispositivo especial integrado por una veintena de agentes armados de la Guardia Civil y la vigilancia desde el aire de un helicóptero del mismo cuerpo, que durante la tarde se trasladará a Gijón con motivo de la llegada de la Vuelta.

Fotos

Vídeos