Diagnosticar un ictus en 20 minutos

Dispositivo que permite determinar el tipo de ictus a partir de una gota de sangre.
Dispositivo que permite determinar el tipo de ictus a partir de una gota de sangre. / P. NOSTI

Una gota de sangre basta para saber si su origen es isquémico

Laura Mayordomo
LAURA MAYORDOMOGijón

Saber si un ictus ha sido provocado por un trombo o por la rotura de un vaso sanguíneo es fundamental para dar al paciente el tratamiento adecuado para garantizar su supervivencia sin que sufra secuelas. Distinguir entre un ictus isquémico (el 85% de los casos) o hemorrágico será más sencillo, y económico, gracias al dispositivo ideado por la startup asturiana nineFplus, que prevé que en otoño ya pueda comercializarse. Consiste en un test, similar a una prueba de embarazo aunque mucho más complejo, en el que se analizan biomarcadores presentes en una gota de sangre. Su resultado, digitalizado, permite diagnosticar si se trata de un ictus isquémico o hemorrágico y las probabilidades de que sea de un tipo o de otro. «Todo en un máximo de veinte minutos» y por un precio muy inferior al de las pruebas médicas de imagen que se emplean en la actualidad para su diagnóstico. Se estima que el ahorro que permitirá el Fplus0 será de, al menos, diez veces el coste actual de un escáner (unos mil euros).

En Asturias, cerca de 2.500 personas sufren un ictus al año y tres de cada diez acaban falleciendo por esta causa. Este accidente cardiovascular es además la primera causa de discapacidad a nivel mundial. De ahí la importancia de poder diagnosticar con seguridad el tipo de ictus y actuar en consecuencia en las dos primeras horas y media, cuando las probabilidades de sobrevivir sin secuelas son del 91%.

Los primeros en poner a prueba el prototipo ideado por la empresa que los hermanos gijoneses Marcos y Gonzalo Ladreda y los investigadores Alessandro Scandurra y Edoardo Gaude crearon en abril de 2017 serán los profesionales de las ambulancias que trabajan en el Principado. Lo harán merced al convenio que ayer firmó nineFplus con la Fundación del Transporte Sanitario y por el cual esta entidad se compromete a financiar esta investigación, en la que también colaboran el área de Inmunología de la Universidad de Oviedo, la Universidad de Reading (Inglaterra) y el Instituto de Investigación Vall d'Hebron. «Supondrá una evidente mejora para el paciente y para el profesional sanitario», destacó el presidente de la Fundación, Juan Manuel Baizán.

El convenio también recoge la organización conjunta de jornadas científicas, coloquios y talleres sobre detección y tratamiento del ictus. ¿El objetivo? «Mejorar el conocimiento tanto profesional como social de esta enfermedad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos