Diez fundaciones sin ánimo de lucro se unen para frenar la caída demográfica

De izquierda a derecha, sentados Juan Carlos Aguilera (Faen), Teresa Estrada (Cruz de los Ángeles), Gustavo Bueno (Fundación Gustavo Bueno) y Armando Adeba (FLC). De pie, Susana Llaneza (Prodintec), Pablo Priesca (CTIC), Elvira Pérez (Favida) y Juan Manuel Tejada (Cetemas). No pudieron asistir Luis Manuel Flórez (Proyecto Hombre) ni Pilar Suárez (Metal). / ÁLEX PIÑA

Especializadas en metal, madera, energía, nuevas tecnologías, filosofía, vida autónoma, infancia y adicciones ultiman un plan para captar población

CHELO TUYA GIJÓN.

¿Qué tienen en común una fundación especializada en madera, otra en energía y una tercera en el tratamiento de adicciones? ¿Y todas ellas con una entidad sin ánimo de lucro volcada en la protección de menores, con otra vinculada al filósofo Gustavo Bueno y una más con los principales centros tecnológicos de diseño y de nuevas tecnologías? Si a esta 'ensalada' de ONG añadimos como aliño a profesionales del metal, a expertos en vida autónoma y a otros en construcción, aparece la Alianza de Fundaciones. La que conforman diez entidades asturianas sin ánimo de lucro y que tiene en marcha un plan piloto «para frenar el descenso demográfico».

Así lo aseguró a EL COMERCIO su portavoz, Teresa Estrada, directora de la Fundación Cruz de los Ángeles, especializada en protección de menores y anfitriona de este ente de entes que, cada penúltimo miércoles de cada mes se reúne en la sede que la entidad de infancia tiene en Oviedo. «Antes hacíamos encuentros rotatorios. Cada vez en una de las entidades, pero tras conocernos mutuamente, ahora ya hemos centrado aquí los grupos de trabajo».

Un trabajo que nació con vocación «internacional. Queríamos convertirnos en un referente innovador en el ámbito de la cooperación», pero pronto vieron que «lo que estábamos planteando para otros países se necesita aquí mismo. Asturias es una población muy envejecida. Hay menos jóvenes que mayores. Los jóvenes que se van a estudiar, no vuelven, siendo egoístas debemos pensar en algo que les atraiga».

«La región está muy envejecida. Tenemos que hacer algo», apunta Teresa Estrada

Así, los dirigentes de Proyecto Hombre, Fundación Laboral de la Construcción, Gustavo Bueno, Federación Asturiana de Energía, Fundación metal, Prodintec, CTIC, Favida y Cetemas acuden a la sede de la Cruz de los Ángeles «para cerrar proyectos que puedan contribuir a fijar población».

De hecho, sobre la mesa tienen ya dos planes pilotos para llevar a cabo en las alas asturianas. «De momento, no podemos avanzar nada, porque faltan aún muchos flecos, pero sí podemos decir que se trata de un proyecto en conjunto, en el que participamos todos para no llevar a cabo planes de desarrollo sin sentido. ¿Para qué hacer, por ejemplo, un curso de cocina para 300 personas? Primero veamos qué necesita la población en concreto».

En esa línea, las once entidades sin ánimo de lucro trabajan «de forma coordinada. Es que, aunque parezca que no, tenemos mucho que ver unas con otras. Si alguien piensa, por ejemplo, abrir un centro de formación, primero debe estudiar la población, qué necesidades tiene, qué problemas», resalta Teresa Estrada. En su opinión, «si abres ese centro de formación sin tener en cuenta que la población la forman mujeres con hijos a su cargo y sin ayuda, difícilmente vas a lograr que acuda ninguna. Hay que dar una solución global».

Nuevas tecnologías

Por ese motivo, las once entidades planean propuestas «que incluyan a todos los sectores», todos sentados pensando «¿qué necesita Asturias?». Según sus reflexiones, «si algo tiene Asturias es paisaje, capacidad para captar turistas y desarrollo en nuevas tecnologías. Explotemos esas habilidades, entonces», insistió la directora de la Cruz de los Ángeles.

Por ese motivo, en su proyecto piloto para fijar población en zonas de las alas despobladas o en riesgo de abandono plantean «analizar todas las necesidades. Si quiero mantener la población de este concejo ¿qué necesito? Buenas conexiones tecnológicas, buena comunicación, viviendas accesibles, propuestas laborales... Pues nosotros tenemos expertos en nuevas tecnologías, en construcción, en materia forestal y agrícola. Es un proyecto conjunto».

Estrada prevé poner en marcha «pronto» el proyecto piloto, aunque no descarta «poder llevar a cabo más», para lo que ofrece su colaboración «a todas las administraciones municipales y, por supuesto, al Principado». «Frenar el despoblamiento de la región tiene que ser el objetivo de todos, porque de ello depende la región», añade.

Fotos

Vídeos