La 'dispersión de Rayleigh': el motivo por el que en Asturias no amaneció

La 'dispersión de Rayleigh': el motivo por el que en Asturias no amaneció

Manuel Mora, delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Asturias lo explica detalladamente

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

Lo que muchos asturianos vieron hoy al levantarse y durante las primeras horas de la mañana fue el fenómeno conocido como ‘dispersión de Rayleigh’, amplificado por una nubosidad baja y gran cantidad de partículas de ceniza en suspensión.

“Técnicamente, los rayos solares al amanecer han tenido que atravesar un elevado espesor óptico, por lo que la luminosidad resultante ha sido escasa. Las minúsculas partículas de humo y cenizas de la combustión de biomasa, debido a los incendios forestales, dan lugar a este fenómeno óptico”, explica Manuel Mora, delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Asturias. El experto añade que “los cielos anaranjados se producen al amanecer o al atardecer, cuando hay minúsculas partículas en suspensión, un fenómeno frecuente, lo que no es tan frecuente es que coincida con la presencia de nubes bajas, como en este caso”.

Más noticias

Fotos

Vídeos