Otra jornada de calor y atascos

Circulación intensa a la salida del túnel de la ría de Villaviciosa, en sentido a Oviedo.
Circulación intensa a la salida del túnel de la ría de Villaviciosa, en sentido a Oviedo. / DANIEL MORA

Este domingo hubo retenciones de varios kilómetros en la autovía del Cantábrico, a su paso por Villaviciosa, en los accesos a las playas

A. G.-OVIES VILLAVICIOSA.

Un domingo soleado propició que se llenaran los arenales asturianos y las principales carreteras sufrieran importantes atascos. Desde primera hora, el tráfico denso comenzó a colapsar la autovía del Cantábrico, en las inmediaciones de Villaviciosa, donde llegaron a producirse retenciones de hasta siete kilómetros. Los conductores que acudían a disfrutar de la jornada a Rodiles se encontraron con las principales dificultades a la salida del túnel de Niévares y la cola llegaba hasta la entrada a la capital maliaya.

Más noticias

A las aglomeraciones propias de un domingo de sol se sumó, sobre la una de la tarde, un choque entre dos turismos en el viaducto de Grases, que llegó a provocar retenciones de hasta media hora. Algunos conductores optaron, incluso, por abandonar sus vehículos durante varios minutos para aliviar el calor que tenían que soportar por la fuerza del sol.

La estampa de carreteras repletas volvió a repetirse a última hora de la tarde en distintos lugares del Principado. La salida de Rodiles volvió a ser, un domingo más, uno de los puntos más afectados en este sentido. La Dirección General de Tráfico anunció a principios de verano que se cortaría el tercer carril de la autovía y se informaría en todo momento de la situación a través de los paneles informativos. Unas medidas que parecen no haber servido para solucionar el problema de los atascos, que vuelven a repetirse cada fin de semana de sol.

Donde funcionaron mejor fue en la rotonda de El Empalme. Cada fin de semana se instala un semáforo y una persona se encarga de guiar a los conductores para evitar que se creen grandes retenciones. A pesar de esta medida, sobre las 20.30 horas de la tarde de ayer, no fue posible evitar que se registraran algunas aglomeraciones debido al gran número de conductores que abandonaban los arenales de Gozón y Carreño.

El intenso tráfico lo vivieron también en Gijón, donde las buenas condiciones meteorológicas se sumaron al fin de la Feria, provocando circulación lenta en las inmediaciones del Recinto Ferial Luis Adaro.

Fotos

Vídeos