Los dueños de autocaravanas piden un trato como vehículos y «no como hotel»

Zona de autocaravanas que el Ayuntamiento de Carreño habilitó en la Fuente de los Ángeles, en Candás. / PEPE G.-PUMARINO

El presidente del club asturiano, José Luis Villares, insta a que el decreto autonómico que regule la actividad sea «beneficioso para todos»

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Los autocaravanistas asturianos están dispuestos a poner todo sobre la mesa para que el Principado apruebe una normativa que les haga más fácil estacionar en toda la región. En la actualidad Asturias cuenta con 39 áreas de autocaravanas (siete de ellas de pago), con un total de 400 plazas, así como nueve zonas de aparcamiento para 167 vehículos. Pero el problema se produce fuera de esas áreas específicas.

José Luis Villares es el presidente del Club de Autocaravanistas del Principado de Asturias (CAPA) y asegura que «es una preocupación general para las autocaravanas y las furgonetas camper». Desde el club se advierte de que ellos no tienen ningún interés económico, «pero los camping sí. Llevamos años hablando con la Federación Asturiana de Empresarios (Fade) para que el Gobierno asturiano saque un decreto beneficioso para todos, porque no queremos ir a los campings».

El Principado ha redactado un proyecto de decreto para regular esta actividad, pero fue rechazado por el Consejo Consultivo porque no pasó el trámite de ser sometido a la Federación Asturiana de Concejos, explica Villares, que añade que «hablamos con todos los grupos políticos y la Junta General aprobó una proposición para que sea modificado».

Los autocaravanistas quieren que se aclare la situación: «Una autocaravana es un vehículo que paga impuestos y puede estar aparcado donde quiera, cumpliendo las normas correspondientes. Hay una instrucción de la Dirección General de Tráfico que especifica que es diferente estar aparcado que acampado y eso lo tiene que asumir el Principado».

Para que se considere que una autocaravana está aparcada no puede ocupar más volumen que cuando está en marcha, ha de tener sus ruedas en contacto con el asfalto, sin calzos, ni sillas ni ventanas desplegadas. Villares apunta que «en Asturias queremos poner puertas al campo. Le planteamos al Principado nuestra postura y parece que el nuevo consejero (Isaac Pola) entendió el mensaje. Esperamos que el nuevo borrador sea favorable para todos y que no me obliguen a entrar en un camping. ¡Entraré en un camping cuando quiera yo!», apunta.

«Una ruta clásica»

Desde el CAPA advierten de que son miles los autocaravanistas europeos que pasan por Asturias, una región que «forma parte de una ruta clásica, entrando por el País Vasco para llegar a Galicia y bajar hacia Portugal. El alcalde de Santa Eulalia de Oscos nos comentó que el año pasado tuvieron más de 300 autocaravanas. Entonces, ¿cuántas pasan por Gijón, Oviedo o Llanes? Todo esto nos confronta con los campings, porque nosotros vamos a la hostelería y al comercio local», explica Villares. Y es que, según los cálculos del club, un autocaravanista gasta unos 50 euros por persona y día, contando desde el combustible hasta los alimentos.

«Aquí alguien se equivoca con perseguirnos, es un error, porque lo normal es que un autocaravanista sea una persona de un nivel medio o alto, porque el vehículo supone una inversión importante. Cuando viaja, hace un gasto elevado», apunta.

Y es que la clave está en el decreto que prepara el Principado. El presidente del CAPA indica que «en la región hay muchas áreas para autocaravanas. Si el decreto se aprueba tal y como está ahora, salvando la de Oviedo, desaparecerán todas, porque obliga a que se anoten las matrículas de los vehículos, a que sea un recinto cerrado, a tomar el DNI de la gente, que tengan cámaras de seguridad y más cosas. No nos pueden exigir lo mismo que a un hotel, porque el decreto contempla una autocaravana como un establecimiento turístico».

Villares asegura que «el autocaravanismo es imparable» y asegura que hasta junio de 2017 el incremento de este sector fue del 17%. «Si hacen una normativa restrictiva, quien venga de Cantabria irá directamente a Galicia, sin parar en Asturias. Hará un grave daño a nuestra economía, porque por aquí pasan miles de autocaravanas cada año».

Fotos

Vídeos