IU y ecologistas celebran la decisión de retirar el horno incinerador

El PP califica de «falta de respeto» que el plan «no se haya comunicado a los asturianos sino de manera marginal a IU»

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

La formación política más satisfecha con la decisión del Principado de dar marcha atrás a la incineradora ha sido Izquierda Unida. No en vano, uno de los puntos suscritos por el partido en el pacto de investidura de Javier Fernández aludía directamente a la renuncia de esta instalación. De esta forma, el coordinador general de IU-Asturias, Ramón Argüelles, destacó la «tenacidad e insistencia» de su grupo a la hora de defender un Plan de Residuos articulado en torno al reciclaje. «Del pacto no se había cumplido nada, pero hoy se cumple esto. La actitud negociadora de IU para buscar soluciones a veces tiene su fruto», destacó Argüelles. Para el portavoz parlamentario del partido, Gaspar Llamazares, esta decisión supone «un triunfo de la sociedad y del movimiento ecologista». «Es un jalón muy importante y, tras dos legislaturas arrastrándola, la incineradora pasa a la historia», concluye.

En la misma línea se pronunció la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, que desde hace años pedía al gobierno regional un Plan de Residuos sin incineradora. «Nos alegramos que el PSOE asturiano por fin haya renunciado a la peligrosa incineradora como la opción para tratar los restos del reciclaje de los residuos urbanos», destacan. A su juicio, poner en marcha la instalación compromete a la zona centro de la región, «que ya es la más contaminada de España en su calidad del aire por partículas y que cuenta con una inversión realmente ridícula en programas y proyectos de concienciación y educación ambiental».

Este nuevo plan, sin embargo, sigue generando «muchas dudas» al colectivo ecologista, ya que se proyectan plantas de reciclaje con un límite de 300.000 toneladas «dejando de lado las 310.000 restantes que faltan para completar las 610.000 toneladas que genera la región anualmente».

Otro de los partidos políticos que se pronunció durante el día de ayer fue el Partido Popular. Según reprochan en un comunicado, la forma de presentar el nuevo documento fue «inadecuado» debido a la gran importancia que el asunto tiene para los vecinos de la región. «No se presenta a los asturianos, sino de manera marginal a IU. Supone una falta de respeto institucional al principal partido de la oposición, dado además el interés que el PP siempre ha mostrado por el plan de residuos», critica.

Los populares, asimismo, reprochan la falta de comunicación y consenso que el gobierno ha mostrado a lo largo de los últimos tiempos. «El pasado mes de febrero el PP presentó varias alegaciones de la que no obtuvimos respuesta alguna», añade. El partido, que no entra a valorar la idoneidad de suprimir la incineradora, concluye solicitando más información sobre el aspecto económico del plan. «Saber cómo se van a financiar las inversiones o cómo afectará a las tasas que cobran los municipios es fundamental».

Fotos

Vídeos