Los ecologistas declaran la guerra al plan de residuos «porque sigue con la incineración»

R. M. GIJÓN.

El Principado ha renunciado a levantar una incineradora de residuos propia, pero no a quemar la basura. Es la lectura que extraen los colectivos ecologistas, a los que ha soliviantado el convenio suscrito por la Consejería de Medio Ambiente y Hunosa para explorar las opciones de usar los desperdicios como combustible en La Pereda.

Tras debatir el anuncio, y revisar el borrador de plan de residuos que el Principado propone para los próximos siete años, las asociaciones reunidas bajo el Conceyu contra la incineración prometen guerra. El motivo es que el Gobierno «continúa contemplando la incineración de residuos en Asturias», aunque fuera de las instalaciones públicas de Cogersa. De momento anuncian una «presentación masiva» de alegaciones al documento, también una ronda de «reuniones urgentes» con los partidos políticos, sindicatos, consumidores y asociaciones de vecinos.

En el plan observan las mismas razones que les movieron a combatir los intentos anteriores, logrando tumbarlos en los tribunales. El borrador «se plantea con no menos errores que los que ocasionaron fracasos anteriores», considera el colectivo, en un comunicado. Las políticas que propone la consejería «continúan apostando por un modelo que no atiende a estos tiempos, ni a las normas vigentes y que nos encarece la gestión aportándonos a cambio, contaminación inaceptable a nuestro aire viciado», apuntan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos