Los ecologistas denuncian en la Fiscalía las batidas indiscriminadas de lobos

Dos lobos en un río de Belmonte de Miranda. / EFE
Dos lobos en un río de Belmonte de Miranda. / EFE

El Principado sigue adelante con la medida que arrancará en Illas, Las Regueras y Candamo en cuanto dispongan de los permisos necesarios

FERNANDO DEL BUSTO / J. LUIS ÁLVAREZ AVILÉS/MADRID.

El secretario general del Fondo Mundial para la Naturaleza WWF España, Juan Carlos del Olmo, anunció ayer que su organización denunciará ante la Fiscalía de Medio Ambiente las batidas indiscriminadas de lobos en un tercio de Asturias y ha solicitado la paralización cautelar de estas batidas.

Desde hoy, el Gobierno del Principado permitirá que los cazadores realicen batidas de lobos para erradicar a la especie de un tercio del territorio asturiano, lo que WWF considera una medida «indiscriminada, retrógrada e ilegal». Del Olmo sostiene que «la caza del lobo se desarrollará en esas zonas permanentemente sin limitación de cupo, una medida indiscriminada que supondrá la muerte de cualquier ejemplar y en cualquier momento del año, sin ni siquiera respetar la época de cría».

«Autorizar batidas de lobos a manos de cazadores particulares, con el objetivo de erradicar a la especie de regiones enteras de Asturias es un despropósito y un regreso al pasado. Volver a tratar al lobo ibérico como una alimaña a extinguir, como se hacía a mediados del siglo pasado, es impropio de una sociedad que se dice civilizada», asegura Juan Carlos del Olmo. Sostiene que «es injustificable permitir y alentar la erradicación de una especie protegida de un tercio de Asturias por la 'alarma social', como ha mantenido estos días el Gobierno del Principado». Por ello, la organización pide al presidente del Principado, Javier Fernández, que rectifique, desautorice las batidas a manos de cazadores «e impida este gravísimo retroceso en las políticas ambientales de Asturias».

La organización WWF España reúne 12.500 firmas contra la caza autorizada en Asturias

Más de 12.500 personas se han sumado en menos de 48 horas a la petición de WWF dirigida al presidente del Principado, para pedirle que detenga el exterminio del lobo de un tercio del territorio de Asturias, según la organización animal.-

Precisamente ayer por la tarde representantes de sociedades de cazadores y de los concejos afectados por este cambio en la normativa mantuvieron una reunión con el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, para conocer los detalles de la organización de las batidas. Uno de ellos, Fernando González Aparicio, presidente del Coto de Caza Sierra Pulide-Nalón, confirmó que se efectuarán batidas en terrenos de los concejos de su demarcación, si bien aún no existe una fecha fijada. «Serán batidas de lobo o combinadas de lobo y jabalí. En todas ellas estará presente la guardería del Principado de Asturias», apuntó. La fecha dependerá de la tramitación de todos los permisos necesarios. De momento, mañana sábado la batida prevista será exclusivamente de jabalí, tal como estaba previsto. En las batidas participarán los cazadores del coto. También está previsto efectuarlas en Las Regueras, si bien su gestión corresponde al club El Mirlo.

Por su parte, el alcalde de Illas, Alberto Tirador, señaló que no había reclamado a la consejería batidas de lobos. «Tan solo hemos pedido que no haya lobos en el concejo. El Principado sabrá la forma de hacerlo, pero nosotros no hemos solicitado batidas», apuntó.

Especie en expansión

Sea como fuere, ninguna especie animal ha estado envuelta en tanto misterio, falsas leyendas y mayores polémicas como el lobo. Admirado por unos y odiado por otros, el canis lupus signatus, especie de lobo endémica de la península ibérica, está de plena actualidad. La decisión adoptada por el Principado no ha sido fácil. La población de lobos -especie que no tiene otro depredador que la amenace- pasa de estar al límite de la extinción a expandirse por doquier. Su propio hábitat se ha quedado pequeño y ha comenzado a invadir el de sus inmediatos vecinos, los ganaderos. Y es cada vez son más frecuentes los daños causados por los lobos «en entornos muy humanizados, donde hasta ahora no se producían», reconocen incluso desde la Fundación para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas). Las subvenciones por cada ternero, potro o cordero que mata el lobo «llegan tarde y son escasas», señalan los ganaderos. Y probar que el autor ha sido el lobo es cada vez más difícil, por lo que algunas explotaciones recurren ya a las cámaras de vigilancia.

Pero no todos los lobos asturianos se van a matar. Tal como ocurre en las provincias vecinas al Principado, las batidas serán en zonas de «presencia esporádica». Según el plan de gestión asturiano del lobo, las batidas podrán autorizarse en «circunstancias excepcionales y elevado número de daños».

Esto ha puesto en pie de guerra a los conservacionistas por considerarla una medida «retrógrada e ilegal». Mientras siguen sumando firmas de apoyo, lo cierto es que el lobo no es una especie en recesión. Más al sur, está recuperando territorios perdidos antaño, en buena parte por la caza masiva para favorecer el pastoreo. Así ahora ya no es raro ver lobos al sur del Duero -donde están protegidos-, sino que también están llegando a escasos kilómetros de la ciudad de Madrid tras cruzar la sierra de Guadarrama.

Fotos

Vídeos