Educación Física se salta las barreras geográficas

El decano de Formación del Profesorado y Educación, el gijonés Juan Carlos San Pedro. / MARIO ROJAS
El decano de Formación del Profesorado y Educación, el gijonés Juan Carlos San Pedro. / MARIO ROJAS

La Facultad de Formación del Profesorado plantea utilizar toda la estructura deportiva de la región para impartir el grado | El decano, Juan Carlos San Pedro, huye de localismos y cree que limitar la docencia de la carrera a una única ubicación «nos llevaría al fracaso»

LAURA MAYORDOMO OVIEDO.

«Con los estudios de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte hemos perdido varios trenes a lo largo de los últimos treinta años. No queremos que vuelva a ocurrir». El decano de Formación del Profesorado y Educación, Juan Carlos San Pedro, hace toda una declaración de intenciones en su defensa de unos estudios a los que el centro que dirige lleva años aspirando. No en vano, es la carrera no ofertada por la Universidad de Oviedo que cada año lleva a más estudiantes asturianos a dejar la región para cursarla en otra comunidad. Solo el Principado y La Rioja carecen de este grado en su oferta académica.

Para conseguir que la balanza caiga de su lado -ahora mismo hay otra propuesta sobre la mesa, la del centro privado adscrito Padre Ossó-, en la facultad del campus de Llamaquique, en Oviedo, están dispuestos a todo. «A derivar actividad docente a Mieres, Gijón, Trasona, Brañillín... donde haga falta y contemos con los recursos necesarios», subraya San Pedro. Porque la idea sobre la que llevan tiempo trabajando es la impartir la docencia, teórica y práctica, recurriendo a espacios e instalaciones -aulas, laboratorios, etcétera- de la Universidad en cualquier punto de la región. Y no solo eso. También a instalaciones deportivas del Principado, municipales o, llegado el caso, de entidades y clubes privados, mediante acuerdos y convenios. «No queremos que Oviedo tenga el monopolio. Apostamos por la dispersión, porque afortunadamente contamos con recursos idóneos por toda la región», añade el decano, convencido de que «la exclusividad, una única ubicación, nos llevaría al fracaso».

En lo académico, el grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte que proponen supone la implicación de 17 áreas y una decena de departamentos -Psicología, Sociología, Medicina, Administración de empresas, Economía, Biología Funcional, Derecho, Ingeniería Eléctrica, Morfología y Biología Celular- en un plan de estudios «muy transversal». El grado, tal y como lo tienen diseñado, duraría cuatro cursos de 60 créditos cada uno.

Salidas profesionales

En total, el alumnado tendría que cumplir 72 créditos (diez horas de clase por crédito) de formación básica, 120 créditos de materias obligatorias,30 de materias optativas, 12 de prácticas externas -«es el doble que en otros centros», señalan- y los seis correspondientes al trabajo de fin de grado.

Cinco son las salidas profesionales del grado planteado por la Facultad del Educación del Profesorado: educación, entrenamiento deportivo, salud, gestión y ocio. La especificidad de estos ámbitos estaría repartida a lo largo de los tres primeros años de carrera, dedicando el cuarto a la especialización en uno de estas áreas.

En el diseño del plan de estudios han trabajado con la idea de avanzar hacia «un deporte transformador, más educativo e integrador. Que tenga en cuenta también una visión de género y los valores asociados al deporte y eso es algo que desde la educación se va a poder hacer mejor», considera Antonio Méndez, miembro del equipo de investigación Edafides, impulsor de esta propuesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos