Educación pide que «los deberes no sean una carga que requiera ayuda externa»

Genaro Alonso.
Genaro Alonso. / E. C.

Reclama a los profesores «coordinación» para poner tareas en casa y recuerda que un «volumen excesivo incrementa las desigualdades educativas»

E. RODRÍGUEZ OVIEDO.

Después de un curso marcado por las huelgas de deberes y de posturas encontradas entre padres y profesores de la pública, la Consejería de Educación ha incluido en su circular de inicio de curso algunas pautas orientativas para los centros, aun recordando que tienen autonomía para establecer las tareas que encomiendan para casa. «Al igual que se ponen de acuerdo para otros asuntos, también aquí los profesores tienen que coordinarse», señaló ayer su titular, Genaro Alonso, al ser preguntado al respecto. «Lo que decimos es que los deberes no pueden ser una carga añadida de imposible cumplimiento ni que requiera de ayuda externa», añadió después de que los padres se quejaran de que quienes no disponen de tiempo o preparación se ven obligados a pagar una academia, algo que no todas las familias pueden afrontar.

Alonso subrayó que «el fin no es otro que potenciar la autonomía del alumnado. No pueden ser una tarea pensada para que el estudiante explore nuevos trabajos con ayuda de terceros, sino que han de complementar lo que se ha visto en clase, que es a donde han de volver porque el profesor es responsable tanto de su encomienda como de su corrección».

Precisamente, este último punto, la revisión de los deberes en el aula, «ya sea de forma individual o colectiva», es una de las consideraciones que Educación pide que se tengan en cuenta. Responde también a una demanda de los padres que secundaron las dos huelgas, pues se quejaban de que, después del tiempo invertido, en muchas ocasiones no se corregían. Ésa es una de las recomendaciones, pero hay más. Una de ellas hace referencia a la moderación. Recuerda, así, que «un volumen excesivo de deberes puede tener como consecuencia un aumento de la inequidad educativa». Por eso, indica que «las tareas deben ser accesibles para todo el alumnado al que van dirigidas, indistintamente de sus condicionespersonales y sociales».

40 minutos en Primaria

Hace unos meses, el departamento de Genaro Alonso hizo público un informe en el que revelaba que el tiempo óptimo para hacer tareas escolares en cuarto de Primaria es de 40 minutos. Según la información aportada por más de 50.000 estudiantes de 40 países a lo largo de cinco años, dedicaban sesenta minutos. También están en ese promedio los niños de la comunidad de dicho nivel. Ya entonces Educación avisaba de que ««el alumnado asturiano tiene una asignación diaria muy superior a dicha recomendación». En el caso de los estudiantes de segundo de la ESO, que emplea 70 minutos, el tiempo «está en consonancia con las regulaciones existentes».

Otra de las quejas de los padres era que los deberes siguen patrones arcaicos y obsoletos. También Educación hace referencia a ello. Añade que en los primeros cursos de escolaridad obligatoria los deberes «podrán tener un mayor componente de refuerzo y entrenamiento y, a medida que se avance, deberían tener un carácter más investigador y motivador».

Fotos

Vídeos