Educación pide «sentido común» a los profesores asturianos para que los deberes sean «razonables»

Directores de Secundaria, en el encuentro con los responsables de la Consejería de Educación sobre el inicio del curso. / Á. PIÑA

Recomienda a los profesores una mayor coordinación para evitar que «a veces nos pasemos» con las tareas impuestas a los alumnos

ELENA RODRÍGUEZ | LAURA MAYORDOMO OVIEDO.

Por primera vez, la Consejería de Educación -que ayer se reunió con los directores de Primaria y Secundaria- incluye en su circular de inicio de curso orientaciones para los deberes tras la polémica del curso pasado, con dos huelgas convocadas por la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado, a la que pertenece la federación Miguel Virgós, que representa a 300 AMPAS de Primaria y Secundaria de Asturias. En dicho documento recuerda que «un volumen excesivo de tareas puede derivar en un aumento de la inequidad educativa» y procura corregir una de las quejas de las familias: que, en muchas ocasiones, los deberes no se corrigen en clase. También apunta que «los deberes deben diseñarse para ser realizados autónomamente por el alumnado», «ser accesibles para todos» y con un «carácter de refuerzo en los primeros años y más motivador en los siguientes». También pide que no haya acumulación de tareas y que el volumen se ajuste a «la edad y circunstancias» del alumnado.

El propio consejero de Educación, Genaro Alonso, se refirió a esta cuestión antes de dirigirse a los directores de Infantil y Primaria. «Lo que queremos es introducir mucho sentido común y una mayor coordinación entre el profesorado sobre los deberes, que tienen que ser adecuados en calidad y cantidad, razonables y siempre en beneficio del alumno». Abundó sobre ello la jefa de servicio de Inspección Educativa, Dolores Guerra: «Id pensando en que, por no tener esa coordinación, a veces nos pasamos con los deberes», conminó a los directores que llenaron el salón de actos del IES Aramo de Oviedo, a los que primero había recordado la autonomía de los centros en esta cuestión.

Para la federación Miguel Virgós, la circular «abunda más en hacer deberes», cuando lo que se pide es que «todo refuerzo quede resuelto en el colegio». «Alude a la moderación, pero ¿quién controla eso?», se pregunta.

Parte de la consejería se muda al viejo HUCA por la reforma del edificio de la plaza de España

Deberes al margen, el curso 2017-2018 -que, de forma oficial, se inaugurará el lunes 11 en el Colegio Público de Colombres y el miércoles 13 en el IES de Tineo- se prevé más tranquilo para docentes y alumnado. Con la LOMCE ya implantada, la EBAU -prueba de acceso a la Universidad- perfectamente estructurada y con los reales decretos que modificaron las reválidas de sexto de Primaria y Bachillerato vigentes, Alonso dio por superadas las «incertidumbres» del pasado curso.

Segunda convocatoria tardía

Buena parte de las críticas que los directores de centros trasladaron ayer al equipo de la Consejería de Educación se centraron en los problemas de plantilla en este inicio del curso. En concreto, por las jubilaciones que se hacen efectivas a 1 de septiembre y cuyos relevos se demoran hasta finales de mes y por el retraso de la segunda convocatoria de interinos al lunes 18 de septiembre, lo que motivará que algunos profesores no ocupen sus plazas hasta el siguiente lunes, el día 25. Más de uno pidió al consejero corregir esta situación para próximos años. «Cada curso nos encontramos con una mayor complejidad en la adjudicación de las plantillas. Sobre todo en Secundaria», le reprocharon.

Los directores de Primaria también apuntaron las dificultades que tienen para cuadrar horarios. Máxime cuando la consejería ha ordenado que los profesores de Religión, que son personal laboral, no puedan realizar sustituciones ni impartir clases de repaso o de apoyo de otras materias. «No es una posición sectaria», defendió sobre esta decisión Alonso, «sino de coherencia». «Son profesores que están habilitados para lo que están», puntualizó. El próximo 7 de septiembre se dirimirá el conflicto colectivo planteado por los profesores de Religión por esta decisión, que también ha motivado tres impugnaciones particulares.

La consejería, además, anunció el inminente traslado de parte de sus servicios al edificio de consultas externas del viejo HUCA, en la zona de El Cristo. La razón son las obras de reforma que se van a acometer en el edificio de la plaza de España y que está previsto duren año y medio.

Más noticias

Fotos

Vídeos