El efecto ahorro de la ampliación del copago toca a su fin

ELCOMERCIO.ES

En julio de 2012, el Gobierno de la nación amplió el copago farmacéutico, haciendo que comenzaran a pagar también por las medicinas un grupo de población hasta entonces exento: los jubilados. La medida también afectó a la población activa, que pasó a aportar un porcentaje mayor en función de su renta. El objetivo era aligerar el peso de la factura farmacéutica, que ya suponía el 25% del total del gasto sanitario, para las administraciones públicas. Ahora, cinco años después, el efecto ahorro de ese copago farmacéutico ha tocado a su fin. El gasto medio por receta en Asturias es de 12,62 euros, practicamente el mismo que había hace cinco años antes de que los usuarios fuera obligados a pagar más por las medicinas.

Fotos

Vídeos