La elaboración de combustible puede computar para los objetivos de reciclaje

M. MENÉNDEZ GIJÓN.

Antes de 2020 se han de reutilizar y reciclar el 50% de los residuos domésticos y comerciales, algo difícil si se tiene en cuenta que de las 520.000 toneladas de residuos que se eliminan anualmente en el vertedero, unas 390.000 son de procedencia doméstica. Por eso, el Plan Estratégico de Residuos del Principado de Asturias 2017-2024 prevé una inversión de 50 millones de euros para una planta de valorización de la fracción mezclada para el residuo de competencia municipal.

El objetivo del Principado pasa por contar con una planta de valorización química que permita la producción de combustible. Es importante analizar la consideración legal en España de este tipo de productos (etanol y metanol) si se emplean como aditivos en combustible. Si la legislación lo considera una valoración química, computaría para los objetivos de reciclaje, con lo que facilitaría llegar a ese 50% exigido por las autoridades. Por contra, si fuera tenido en cuenta como una valorización energética en dos fases, no computaría.

De todas formas, el plan pasa por la construcción de un planta para producir combustible sólido de residuos y que éste pueda ser utilizado en la valorización química. La multinacional Suez ha mostrado su interés en acometer esta inversión en Asturias y en breve anunciará una planta de Tarragona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos