PP, Podemos y Ciudadanos ven «irregular» y «discrecional» la elección del director del Gitpa

PP, Podemos y Ciudadanos ven «irregular» y «discrecional» la elección del director del Gitpa
Luis González Fernández, nuevo director del Gitpa. / E. C.

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

Hay nuevo director para la sociedad pública Gestión de Infraestructuras Públicas de Telecomunicación (Gitpa) y la noticia ha provocado los recelos de la oposición. Nadie cuestiona el currículum del elegido, Luis González Fernández, ingeniero técnico de Minas mierense que en 1989 se incorporó a Telefónica. Lo que mueve a la sospecha es la fórmula aplicada para seleccionarle.

Gitpa contrató a Recruitment Solutions S. L. por 15.250 euros (IVA excluido) para que llevara el peso de la selección. El asesor tenía que valorar a los aspirantes atendiendo a sus titulaciones, experiencia profesional y resultado de la entrevista personal. La puntuación máxima en esta fase del proceso eran 80 puntos. Los 20 restantes se jugaban en una nueva entrevista, ante un tribunal formado por el consejo de administración de Gitpa. Según el pliego, tres debían ser sus miembros: el consejero Isaac Pola y los directores generales Ana Concejo y Manuel Monterrey.

Luis González terminó la fase bajo control de Recruitment como el tercer clasificado, con 31 puntos, un 50,9% menos que el primero. Todo cambió en la entrevista ante el consejero. El aspirante más valorado por la asesoría salió del encuentro con un solo punto, el segundo clasificado con 8,1, y González lo hizo casi perfecto, pues se llevó 19,5, los necesarios para adelantar al resto.

«Hay indicios de irregularidad en la selección», señaló el diputado del PP José Agustín Cuervas-Mons, quien ha solicitado los datos del resto de aspirantes y reclama la comparecencia de Pola. «A menos que el mejor considerado por la consultora insultara al tribunal, no se entiende lo sucedido», abundó. «Sale caro pagar a una empresa externa más de 15.000 euros y que la última palabra la tengan el consejero y dos directores», afeó Lorena Gil, de Podemos. «La discrecionalidad fue y sigue siendo el método de selección de Gitpa», concluyó. «O la asesoría fue malísima en su valoración, o estuvo mal elegida», indicó Armando Fernández Bartolomé, de Ciudadanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos