El Comercio
Elecciones: ElComercio.es

Batalla por el voto rural

PP-Foro. Susana López Ares, durante su encuentro con moteros en el Arbeyal.
PP-Foro. Susana López Ares, durante su encuentro con moteros en el Arbeyal. / DANIEL MORA
  • Unidos Podemos alerta del «deterioro crónico» que sufren los hospitales comarcales y lo achaca a la «despreocupación» por parte de la administración

  • PP-Foro y PSOE se presentan como máximos defensores del sector ganadero

PP-Foro, PSOE y Unidos Podemos se lanzaron ayer en busca del voto rural, menos numeroso, pero igualmente necesario para ganar unas elecciones en las que hasta la última papeleta será vital. Tras una primera jornada de campaña electoral centrada en las cuencas mineras, ayer fueron varios los candidatos asturianos los que se trasladaron a las alas de la región para dar a conocer sus compromisos con el medio rural.

Susana López Ares, cabeza de lista de PP-Foro, aseguró en Bueño (Ribera de Arriba) que el deseo de esta coalición no es otro que el de «facilitar la vida» a las personas que viven en los pueblos de Asturias y crear empleo en estas zonas, para que los jóvenes puedan permanecer en el mundo rural. En esta misma línea, el número dos de la lista, Isidro Martínez Oblanca, defendió en Muros del Nalón la necesidad de que el sector agroganadero sea para el futuro gobierno «centro de prioridad política». Sólo así, dijo, podrá ser competitivo y podrá conseguir que se fije población en la Asturias rural.

Pero este compromiso llega tarde, en opinión del PSOE, que acusa directamente al Gobierno de Mariano Rajoy de haber aplicado hasta ahora medidas que, en lugar de potenciar la zona rural, han incrementado «la brecha de desigualdad entre el mundo rural y el urbano», reprochó Adriana Lastra, candidata por el PSOE, que estuvo repartiendo propaganda electoral en la localidad de Pravia y más tarde en Piedras Blancas (Castrillón)

PP-Foro y PSOE no fueron los únicos partidos que se enzarzaron en esta particular pugna por el voto rural. La cabeza de lista de la coalición de Podemos e Izquierda Unida (Unidos Podemos), Sofía Castañón, también puso ayer el foco en el medio rural, aunque en su caso se centró especialmente en la situación de «deterioro crónico» que, dijo, sufren los hospitales rurales de la región (Arriondas, Jarrio y Cangas del Narcea) «por la despreocupación absoluta de la administración», recriminó durante su visita al hospital del Oriente.

«Viable»

Todos los candidatos incidieron en la necesidad de «apostar por que la vida en el medio rural sea viable» y todos se erigieron también como sus máximos defensores, con acusaciones directas al resto de las formaciones. Así, Oblanca subrayó el compromiso de la coalición PP-Foro con los agricultores y ganaderos, y recordó que en su programa electoral se incluye una batería de medidas en favor del sector vacuno de carne y de leche, al tiempo que puso en duda el interés que ponen el resto de las formaciones por estos sectores. «La apuesta de PP-Foro contrasta con la postura de otros partidos ya que, el sector agroganadero, está excluido de los programas de PSOE, Podemos-IU y Ciudadanos, lo que evidencia su nula preocupación por el empobrecimiento que se produce en la zona rural de Asturias», sentenció Oblanca.

Lastra aseguró, sin embargo, que la cohesión territorial y el apoyo al mundo rural es «un eje central» de las política de igualdad de su partido, al tiempo que acusó al PP de «atacar» directamente a «la agricultura, la ganadería y la pesca». Para Sofía Castañón, además del apoyo a estos sectores, es esencial que los servicios sanitarios «funcionen al cien por cien» para que vivir lejos de la zona urbana sea igualmente atractivo.

Aunque la jornada electoral se centró en el mundo rural, hubo tiempo para otros asuntos. López Ares destacó la inversión de 715.000 euros que el Gobierno del PP hizo para mejorar la seguridad de los motoristas en las carreteras asturianas; el candidato al Senado por el PSOE, Vicente Álvarez Areces, aseguró que las políticas en materia educativa del PP han provocado un «retroceso en la igualdad de oportunidades», y Segundo González, número dos de Unidos Podemos, apostó por la «reinversión» en las plantas asturianas de ArcelorMittal para evitar lo que está ocurriendo con las de Sestao y Zumárraga.