El Comercio
Elecciones: ElComercio.es

Ayuda divina para encontrar la urna

fotogalería

La presidenta de la mesa electoral, una religiosa, explica a Emilio León que se está equivocando de lugar para votar. / DANIEL MORA

  • Una mesa de El Entrego tuvo que ser constituida por interventoras de IU y PP, y una de las primeras votantes, ya que ninguno de sus componentes fue notificado

  • El candidato de Podemos, Emilio León, trató de votar en una mesa que no le correspondía y una monja subsanó su error

Equivocarse de mesa electoral cuando uno va a ejercer su derecho al voto le puede ocurrir a cualquiera. Ni mérito, ni culpa. Pero si le sucede a uno de los candidatos a la Presidencia del Principado, con una nube de fotógrafos como testigos de tal confusión, la cosa cambia. Emilio León, cabeza de cartel de Podemos, debió pensar que no empezaba la jornada electoral con buen pie cuando la presidenta de la mesa en la que intentó introducir su papeleta, una religiosa, le dijo eso de 'aquí no' y le indicó el camino a seguir. Después de encontrar el lugar correcto en el que debía ejercer su derecho al sufragio, en la Facultad de Psicología de Oviedo, donde acudió acompañado de su familia, León abandonó el centro universitario satisfecho, no sin antes regresar junto a la monja para agradecerle su ayuda, casi divina.

Fue sin duda una de las anécdotas de esta jornada, sin grandes incidentes pero sí con algunos contratiempos, que tuvieron que ir solventándose casi sobre la marcha. Puertas selladas con silicona en los locales de San Julián y Rozaes, en Bimenes; palillos en las cerraduras de los colegios de Nava, Llames y Priandi, o sendas montañas de estiércol en el acceso a los colegios de Bezanes, Bueres y El Campu (concejo de Caso) a la hora de la apertura fueron algunos de los imprevistos con los que tuvieron que batallar apoderados e interventores antes, incluso, de abrirse los colegios, pero que no impidieron que las votaciones pudieran comenzar en el horario previsto. La excepción la marcó una de las mesas del colegio electoral de El Bosquín, en El Entrego, donde no se presentó ni uno solo de los componentes, porque no se les había notificado su responsabilidad, lo que impidió que fuera constituida hasta cerca de las diez de la mañana. Ante semejante error, tuvieron que asumir la presidencia y una vocalía de la mesa una interventora de IU y otra del PP, respectivamente, mientras que una de las primeras ciudadanas que se acercó a votar fue nombrada sobre la marcha segunda vocal. Y allí, sentada, se quedó hasta el escrutinio de los votos. Como lo estuvo el párroco de Ciaño, a quien también le tocó formar parte de una mesa electoral, por lo que la localidad se quedó ayer sin celebración litúrgica dominical «por motivos electorales».

En Tornón, concejo de Villaviciosa, el presidente de la mesa no acudió al colegio electoral, ya que presentó alegaciones, siendo sustituido por el primer suplente. Tampoco nada fuera de lo común, si no fuese porque, poco después de comenzar las votaciones, éste se cayó de la silla y tuvo que ser trasladado al centro de salud. Al segundo suplente no le quedó más remedio que personarse en el colegio de inmediato. Pese a todo, la mesa estuvo abierta de forma ininterrumpida, no como otra de Mieres donde el presidente se sintió indispuesto y fue acompañado al médico por los dos vocales. Un error garrafal como el cometido en Llanes, donde una persona que no estaba en el censo introdujo su papeleta en la urna y, para solventarlo, hubo que sacar un voto al azar antes del escrutinio; o lo sucedido en varias mesas de diferentes puntos de la región, donde se permitió votar en los comicios municipales a emigrantes, que sólo pueden hacerlo en las autonómicas. En este caso, para evitar males mayores, tuvieron que renunciar a su voto los componentes de la mesa. De forma voluntaria lo hizo Ana Taboada, candidata de Somos a la Alcaldía de Oviedo, quien cedió simbólicamente su derecho al sufragio en las elecciones municipales a una emigrante sin posibilidad de participar en este referéndum. Precisamente por miedo a incumplir la ley electoral, un ciudadano de Luanco que había cumplido condena renunció a participar en las elecciones aconsejado por algunos de los interventores presentes.

Impugnar las elecciones

Una vez constituidas todas las mesas electorales comenzaron a detectarse algunos problemas que podrían traer consecuencias. Andecha Astur amenaza incluso con impugnar las elecciones por la retirada de las papeletas de su formación en algunos colegios de Contrueces (Gijón) donde, según su relato, se hicieron desaparecer tanto las papeletas en asturiano (validadas por la Junta Electoral, aunque no estaba permitido su distribución en los colegios electorales) como las impresas en castellano (totalmente legítimas).

Por otra parte, en el Oriente de Asturias, algunos electores recibieron en su domicilio papeletas de la circunscripción occidental. Mientras, en algunas poblaciones como Cangas de Narcea, los interventores de Podemos se quejaron del escaso número de papeletas con el sello de esta formación. Y en Avilés estrenaban con gran éxito el sistema electrónico para la lectura del DNI, mucho más ágil y moderno, lo que evitó colas en las horas más críticas.