El Comercio
Elecciones: ElComercio.es

Mario Suárez: «La voz de la ciudadanía llega al fin al Ayuntamiento»

Mario Suárez del Fueyo, exultante, dispuesto a fundirse en un abrazo con un compañero de Xixón Sí Puede.
Mario Suárez del Fueyo, exultante, dispuesto a fundirse en un abrazo con un compañero de Xixón Sí Puede. / PALOMA UCHA
  • «Solo pactaremos tras consultar a la asamblea y según el programa», avanza el candidato de Xixón Sí Puede tras obtener 6 concejales y el 21,01% de los votos

Xixón Sí Puede pudo y además a la primera. La agrupación de electores promovida por Podemos y Equo no solo duplicó los resultados en Gijón de las últimas elecciones europeas, pasando de 15.000 a 29.750 votos, sino que además, consigue en su primer encuentro con las urnas locales seis concejales. Seis nuevas caras que ocuparán parte de la bancada del Consistorio lideradas por un profesor de colegio, Mario Suárez del Fueyo (Moreda de Aller, 1955), al que siguen en la lista Nuria Rodríguez López, formadora de violencia interfamiliar; David Alonso Medina, licenciado en Geografía; Estefanía Puentes Serantes, trabajadora social; Orlando Fernández Casanueva, licenciado en Bellas Artes, y Verónica Rodríguez Fernández, funcionaria municipal.

«La voz de la ciudadanía llega al fin al Ayuntamiento después de ser ignorada», proclamó el cabeza de cartel a las 10.55 de la noche. A esa hora la sede de Xixón Sí Puede era un hervidero de afiliados y simpatizantes que corearon durante minutos el ya himno de la formación: «¡Sí, se puede, sí se puede!», con los puños en alto. Euforia, emoción y también satisfacción en las palabras del candidato que aseguró haber obtenido «lo que esperábamos; un buen resultado y estar entre los tres principales partidos del Ayuntamiento». De pactos, de momento, ni hablar: « Ni lo hemos pensado porque solo pactaremos después de escuchar a la asamblea, a los ciudadanos y según nuestro programa».

Los nuevos políticos que anoche en el número 5 de la calle Mieres siguieron el escrutinio acompañados por el resto de los componentes de la lista y numerosísimos simpatizantes, comiendo palomitas y disfrutando con cada momento de la velada han llegado para quedarse, dicen, y a su paso, marcado por el pensamiento de izquierdas han ido arrasando todo lo que se encontraban. Baja, de hecho en Gijón el PSOE, feudo tradicionalmente socialista, y del que solo se distancian en 5.355 votos, y se despeña IU, al que casi triplican en votos y sí lo hacen en concejales.

Símbolos y promesas

El profesor de lengua castellana, inglés, francés y Educación Física, director del colegio Gaspar Melchor de Jovellanos desde 2006 alcanza al Ayuntamiento impulsado por la fuerza de la marca Podemos y la enorme relevancia de su líder nacional Pablo Iglesias. Advirtió Mario Suárez del Fueyo en la jornada previa a la de reflexión que «asaltaría el cielo del Ayuntamiento» y lo ha conseguido porque con sus 6 concejales si no acaba formando parte del gobierno sí se convertirá en una poderosa fuerza en la oposición. Cabe recordar que no quiere Mario Suárez del Fueyo convertirse en «teniente alcalde de José María Pérez», pero ahora comienza de verdad el partido, en marcha se pone el contador y todo puede suceder antes de la composición del Pleno municipal. Desde sus siglas, Xixón Sí Puede, siempre se han comprometido a negociar. Es el partido de las asambleas populares, por lo que su carácter abierto y flexible se le presupone.

De la dirección del colegio Jovellanos a ocupar un puesto notable y trascendental en el Ayuntamiento gijonés, pasa Mario Suárez del Fueyo gracias a una campaña cargada de simbolismos que ha acabado de cuajar en buena parte del electorado, el más desencantado. Desde su presentación en público en torno al pozo de La Barquera, donde antaño adoptaban las decisiones los vecinos del barrio alto, hasta sus mítines al aire libre cuajados de planes para «rescatar al ciudadano» de su hartazgo, pero también de la crisis económica con medidas para combatir la pobreza, evitar el riesgo de exclusión en los niños y facilitar el acceso en la vivienda. El empleo de un lenguaje llano y directo con constantes apelaciones a un sistema estafador y corrupto han conquistado los corazones de numerosos votantes.

Ha crecido como la espuma el partido cuyos representantes se comprometen a no cobrar más de tres veces el salario mínimo interprofesional, el que se ha despojado de la corbata y luce melenas y coletas sin complejos. Parece que se acabaron los formalismos. Ahora toca comprobar cómo encaja ese estilo con el que marca el nuevo secretario municipal del Consistorio gijonés Miguel Ángel de Diego, un confeso entusiasta del protocolo y lo ceremonioso.

En el programa que Suárez del Fueyo y su equipo tratarán de hacer cumplir durante estos cuatro años figura la idea de poner en marcha una cooperativa municipal de la energía que crearía, calculan, 20.000 empleos y beneficiaría a unas 4.000 familias, convertir El Rinconín en una zona de esparcimiento, el 'solarón' en el eje dinamizador de la ciudad y construir una Caja de la Cultura con materiales reciclados que se convierta en emblema de la villa. Hay más promesas y todas encaminadas a «acabar con la corrupción» y hacer brillar «la transparencia».

Empieza en Gijón la política de Xixón Sí Puede, marca de Podemos que se compromete a «rescatar al ciudadano, configurar un modelo urbanístico y cultural «diferente» y, sobre todo, quizás uno de sus mayores retos a no convertirse en «casta».