La emigración asturiana se duplicó en una década «por las nacionalizaciones en América»

Guillermo Martínez, entre Ana Concejo y Begoña Serrano. / D. ARIENZA

El Principado pide suprimir el voto rogado, asegura «no dejar tirado a nadie» y admite que debe invertir más en promoción en el exterior

R. MUÑIZ GIJÓN.

En los últimos cuatro años el Principado ha repartido 1,5 millones entre 3.720 asturianos del exterior. Si se dividen, salen «cantidades modestas, pero cuando se viaja a países con verdadera necesidad, la diferencia respecto a otros colectivos es que una vez al año los asturianos reciben esta ayuda, para medicamentos, porque no dejamos a nadie tirado». Así lo reivindicó ayer el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, quien aseguró que su administración no va «a bajar ni un solo euro en las ayudas sociales y, si hace falta más, los incrementaremos».

Martínez hablaba en la Jornada Anual de Emigración, en la Feria de Muestras (Fidma), ante alrededor de cuarenta representantes de casas y representaciones de Asturias en el exterior. Es una población en auge. «El censo de la emigración crece año a año, no solo porque haya salidas, es que se ha doblado en los últimos diez años», indicó.

El consejero reconoció a los que toman «la decisión dura» de marchar en busca de empleo, pero el incremento de la emigración «tiene que ver sobre todo con las nacionalizaciones en algunos países de Sudamérica». Pensando en ellos Martínez recordó que la Ley de Asturianía del año 1984 debe ser actualizada «para dar espacio a la participación, a esa nueva emigración y al retorno».

«Al margen de que las administraciones acertemos, es difícil para muchos volver, después de tanto tiempo, ver que tus amigos son los de hace cuarenta años», evocó. Esas dificultades provocan que «el retorno sea una segunda emigración», consideró.

Venezuela y el Brexit

La actualidad manda y se llama Venezuela y Brexit. Sobre el país latinoamericano recordó Martínez los 50.000 euros al año que se invierte para asegurar la sanidad a los asturianos que allí viven, y los 20.000 cedidos al Centro Asturiano de Caracas. Sobre la salida de Reino Unido de la UE aplaudió la posición de la Comisión Europea: «Ha dicho que hasta que no se resuelvan las cuestiones de ciudadanía no se avanzará en el resto».

Apelando a esos mismos derechos, y en nombre del Principado, Martínez reclamó derogar la norma que ahora obliga a rogar el voto. «Nada hay más frustrante que mandar tu voto sabiendo que no llegará», lamentó. Ante los emigrantes admitió el consejero de Presidencia que por las situaciones de necesidad de los últimos años el Principado tuvo que sacrificar las subvenciones que suministraba a las casas y centros asturianos para la promoción cultural. «Hace falta recuperar esas ayudas», defendió.

Fotos

Vídeos