Empresas extranjeras formaron a 207 universitarios asturianos en diez años

Empresas extranjeras formaron a 207 universitarios asturianos en diez años
Ángeles Álvarez y Ana Concejo, directora y presidenta de la Fundación para el Fomento en Asturias de la Investigación Científica Aplicada y la Tecnología (Ficyt), en Oviedo. / PABLO LORENZANA

Las becas las gestiona la Fundación para el Fomento de la Investigación Científica, que también impulsa proyectos de salud

LAURA MAYORDOMO OVIEDO.

Un total de 207 universitarios asturianos se han beneficiado en la última década de una de las becas del programa Argo. A titulados del Principado han ido a parar casi el 7% de las 3.038 ayudas para realizar prácticas formativas en empresas de Europa, Estados Unidos, Canadá, Asia y Oceanía que cada año concede el Ministerio de Educación y que se gestionan desde Asturias. En concreto, desde la Fundación para el Fomento de la Investigación Científica Aplicada y la Tecnología (Ficyt). La cifra de inscritos, no obstante, es mucho más abultada que la de aquellos que al final obtienen una beca de seis meses o un año en una empresa extranjera. Son casi 150.000 en toda España y 3.447 de ellos, en Asturias.

Seis meses después de pasar por el programa Argo, el 64% de los titulados universitarios tienen un trabajo. De ellos, el 30% en la misma empresa en la que se formaron. Y el resto volvió a España. Un 14% continuó con estudios de postgrado y un 22% estaba al paro.

¿Cuál es el perfil de estos jóvenes? «Hay mucho arquitecto, quizá por la crisis de la construcción, y también de la rama de letras. En el campo de la investigación, muchos químicos», expuso ayer la directora de la Ficyt, Ángeles Álvarez en la presentación del informe de actividades de 2014 a 2017 de esta fundación, que nació como un ente privado en 1984 y hoy es «completamente pública», remarcó su presidenta, la directora general de Innovación y Emprendimiento, Ana Concejo. «Es un elemento clave en el proceso de dinamización de proyectos de I+D+i en Asturias», añadió.

En los últimos tiempos se ha especializado en la gestión de programas europeos y en la búsqueda de fondos de la UE, de donde «claramente, y cada vez más, va a venir la financiación», indicó Álvarez.

Otra novedosa línea de trabajo abierta por la Ficyt recientemente es la de los proyectos de investigación en el campo de la salud, a los que prestan ayuda administrativa y burocrática y tratan de encontrarles socios internacionales. Este año han presentado 24 solicitudes. La previsión, apuntó la directora de la Ficyt, es que acaben concediéndoles un par de ellos.

Experiencia ya tienen. Han participado en un proyecto, que está a punto de finalizar, con el Hospital Monte Naranco. Se denomina 'Frailclinic' y buscaba evitar el deterioro funcional, la fragilidad y la progresión a la discapacidad en los pacientes de mayor edad. También en el campo de la salud arrancó este año el proyecto 'Effichronic', que busca dar las herramientas necesarias a los ciudadanos para la autogestión de enfermedades crónicas. Participan en él cinco países: España, Francia, Italia, Holanda y Reino Unido.

Por otro lado, Ana Concejo aplaudió que el Ejecutivo de Pedro Sánchez haya recuperado el Ministerio de Ciencia y Tecnología e instó al Gobierno central a incrementar las partidas dedicadas a este ámbito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos