Enfermos de párkinson reclaman «una atención más directa y más recursos»

Marisa Ponga, concejala de Oviedo; Santiago García, presidente de la asociación; Pilar Varela; consejera del Principado; Antonio Molejón, director de Salud Pública; y Saúl Martín, edil de Mieres. /  P. LORENZANA
Marisa Ponga, concejala de Oviedo; Santiago García, presidente de la asociación; Pilar Varela; consejera del Principado; Antonio Molejón, director de Salud Pública; y Saúl Martín, edil de Mieres. / P. LORENZANA

Los pacientes piden la elaboración de un censo regional «ya que la cifra de 4.000 afectados es una estimación pero no un dato oficial», afirman

LAURA CASTRO OVIEDO.

11 de abril, día mundial del párkinson. Momento de poner en valor las necesidades de quienes viven prisioneros de la segunda enfermedad neurodegenerativa en España y por la que se ven afectados más de 160.000 personas, de las que se estima que unas 4.000 residen en Asturias. Son aproximaciones, «pero no estadísticas reales o un dato oficial», y es en esto donde radica la principal reivindicación de enfermos y familiares: la creación de un censo nacional y otro por comunidades autónomas. «Saber cuál es la situación actual nos ayudará a adaptar la gestión de los recursos a la necesidad real», indicó Yolanda Villanueva, directora de la Asociación de Párkinson de Asturias, durante el acto celebrado ayer en el Club de Campo del Centro Asturiano en Oviedo.

El segundo reclamo pasa por la creación de un protocolo de derivación entre la Atención Primaria, los servicios médicos especializados, los servicios sociales y las asociaciones de pacientes. «Queremos una atención más directa que facilite a los enfermos el acceso a todos los recursos», señaló Villanueva. Asimismo incidió en la necesidad de sensibilizar a la sociedad, pues como reza el eslogan de la Federación Española de Párkinson, «lo que más duele de esta enfermedad es cómo me miras». Quienes lo padecen continúan sintiendo el «miedo al rechazo», en palabras del presidente de la asociación, Santiago García.

Para lograr todos estos objetivos reclamaron el apoyo de los gobiernos de España y del Principado, que se comprometió ya ayer a través de la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, a «mejorar la financiación» para los enfermos crónicos. Recordó también que el ejecutivo autonómico aprobará «próximamente» el plan sociosanitario que «permitirá avanzar en la coordinación de servicios» e instó al Gobierno central a «abrir cuanto antes el centro de enfermedades neurológicas Stephen Hawking para poder avanzar en el conocimiento de la enfermedad».

Por su parte, Antonio Molejón, director general de Salud Pública, rechazó la idea de crear un censo, «los servicios sanitarios se encargan de contabilizar los casos», dijo, e insistió en la necesidad de aumentar la inversión a investigación. Este es, precisamente, uno de los pilares de la asociación asturiana que desde hace doce años concede una beca junto al laboratorio de genética molecular del HUCA, cuyos estudios se centran ahora en identificar qué pacientes tienen más riesgo de padecer el deterioro cognitivo a través de un estudio de sus genes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos