Una estafa de falsas viviendas de vacaciones en Lanzarote cuenta con víctimas asturianas

Lanzarote. /AFP
Lanzarote. / AFP

Cuatro personas han sido detenidas. El fraude se eleva a los 15.000 euros

EFE

La Guardia Civil ha detenido en Madrid a cuatro personas acusadas de estafar más de 15.000 euros ofertando alquileres de viviendas vacacionales que realmente no eran suyas o ni siquiera existían en la isla de Lanzarote, entre otros lugares, según ha anunciado hoy. Entre las víctimas hay ciudadanos asturianos.

Anuncios difundidos en páginas de alquiler de viviendas vacacionales y de compraventa servían para captar a sus víctimas a los acusados, que solicitaban una transferencia bancaria en concepto de reserva y copias de sus documentos de identidad a las personas interesadas, tras lo cual "se perdía cualquier tipo de contacto" con ellos, se informa en un comunicado del instituto armado.

En él se destaca que, "en ocasiones, los anuncios fraudulentos eran copias de anuncios lícitos anteriores", pero que también, en otros casos, "se ofertaban viviendas inexistentes, dándose casos incluso en los que las víctimas no se percataban del engaño hasta el momento en el que se personaban en el lugar".

Además, "para la publicación de los anuncios falsos y la elaboración de los contratos falsos de arrendamiento, los presuntos autores utilizaban incluso identidades de terceras personas que habían previamente recabado por diferentes medios, incluidas las de víctimas anteriores", se añade.

Y se subraya que, "para darle mayor credibilidad, en las posibles conversaciones de interés que se hacían por teléfono hablaba una mujer con acento español, con el supuesto fin de reforzar una imagen de seriedad".

Las investigaciones desarrolladas en torno a esos engaños, que se pusieron en marcha inicialmente en Lanzarote, permitieron detectar en Madrid a sus presuntos responsables, identificados como A.L.A., de 47 años, y J.C.F., de 22, ambos de nacionalidad española, y H.F.C.R., de 34 años, y M.B.S.P., de 43 años, estos dos extranjeros.

Todos ellos fueron detenidos acusados de delito continuado de estafa, pertenencia a organización criminal y falsificación de documentos, se precisa en la nota.

Y se añade que la Guardia Civil averiguó que habían cometido, al menos, un total de 15 delitos de estafa que no se descarta que puedan ser más, pues las pesquisas siguen en marcha, localizando víctimas y anuncios en las comunidades y provincias de Las Palmas, Huesca, Cádiz, Barcelona, Islas Baleares, Asturias, Cantabria, Málaga y Jaén, así como en Reino Unido.

La cantidad total que obtuvieron merced a esos engaños asciende a 15.355 euros, especifica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos