Extorsionan y obligan a prostituirse a una ovetense durante siete años

Una pareja de Mallorca, ya detenida, le hizo creer que estaba amenazada por una red criminal de Europa del Este

E. C. OVIEDO.

Una joven ovetense que en 2009 se fue a vivir a Palma de Mallorca fue extorsionada y obligada a prostituirse durante siete años. Una pareja de la capital balear, ahora detenida, le hizo creer durante todo ese tiempo que estaba siendo amenaza por una red criminal de Europa del Este. Según informó ayer la Policía, la joven, que ahora tiene 33 años, residía en el año 2009 en Palma, ciudad en la que entabló amistad con otra mujer y en la que, al poco, se vio envuelta en un asunto de pequeñas estafas con las que no tenía relación.

Posteriormente empezó a recibir amenazas vía whatsapp de una persona que se identificó como Vladimir, supuestamente miembro de una organización criminal de Europa del Este, que le exigía pagos constantes para evitar ser encausada por esos hechos y por otros delitos.

Tras comentárselo a su amiga, ésta la puso en contacto a través de diferentes chats con unos supuestos abogados que iban dándole indicaciones de que pagara y que ellos se encargarían de solucionar todo. Sin embargo, las exigencias cada vez eran mayores, de forma que tuvo que compaginar dos trabajos para poder pagar las «multas» y chantajes de la supuesta organización.

La joven, de 33 años, entregó medio millón de euros y fue forzada a abortar Residía en Palma, donde se hizo amiga de la mujer que luego la extorsionaría

Ahorros de sus abuelos

La joven dejó sus trabajos en Palma y regresó a Asturias con la intención de que sus extorsionadores se olvidaran de ella, pero al poco tiempo volvieron a contactar con ella y las amenazas aumentaron. Hasta el punto de que la joven acabó accediendo a las presiones y entregando 100.000 euros, cantidad que suponían todos los ahorros de sus abuelos y de una tía. Sin embargo, según informaron ayer fuentes policiales, con diversas artimañas y chantajes, sus extorsionadores consiguieron que les entregara medio millón de euros.

Esta situación la llevó incluso a perder el piso que tenía hipotecado, al no poder hacer frente a los pagos, de los que se apoderaban los delincuentes. A comienzos de 2013 le exigieron, entre amenazas contra su familia y su entorno, que se prostituyese para conseguir dinero y que consumiese droga para hacerle más llevadero el trabajo. Los extorsionadores la obligaban a realizar transferencias bancarias periódicas y a enviar imágenes suyas mostrándoles cómo iba vestida cuando se iba a trabajar. También la instaban a que les indicase lo que hacía en cada momento y le ordenaban que se prestase a cualquier exigencia de los clientes, a usar preservativo solo si éstos querían y a consumir cocaína.

Según la Policía, la joven, que llegó a prostituirse doce horas diarias y a realizar esta actividad durante cuatro meses seguidos sin descansar un solo día, fue obligada a abortar tras quedarse embarazada «bajo una constante lluvia de amenazas y la creencia absoluta de que eran remitidas por una banda criminal».

Las investigaciones policiales lograron la identificación de los presuntos autores de los hechos que resultaron ser la amiga y su ex pareja, de 35 y 37 años. Ambos fueron detenidos en Palma de Mallorca en una operación en la que se localizó material probatorio de los presuntos delitos de inducción a la prostitución y al aborto, coacciones, extorsión y amenazas, entre otros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos