Fade pide frenar los chiringuitos y los sindicatos, mejor empleo

CH. T. GIJÓN.

«En Asturias hay muchos actos festivos en los que no está presente el sector». José Luis Álvarez Almeida volvió a reiterar ayer en la Fidma el enfado del sector hostelero asturiano por la proliferación de «chiringuitos y carpas» en los momentos álgidos de turismo. Si en la Semana Negra de Gijón criticaron que «no se cuente con los empresarios que estamos aquí todo el año», en agosto es el Sella y en septiembre será San Mateo el foco de las quejas de la patronal turística».

«Al margen del director general de Comercio y Turismo», dijo en presencia del aludido, Julio González Zapico, «al resto del Gobierno le importa muy poco el sector», espetó. A su juicio, «hay buenas palabras, pero pocos hechos». Y puso como ejemplo el problema con las ordenanzas de terrazas. Ante el consejero de Comercio, Industria y Turismo, Isaac Pola, el presidente de Otea y portavoz de la Mesa de Turismo de Fade fue claro: «El Principado debe cumplir los acuerdos y no hacer trampas cambiando al consejero cada poco para que se le dé cien días de cortesía y no hacer nada».

Por su parte, los portavoces de UGT y CC OO, Marta González y Alfredo García, respectivamente, exigieron que el año histórico del turismo, «lo sea también para el empleo». González exigió «cumplir la legislación laboral» y que los beneficios «se reviertan en los trabajadores». Criticaron ambos la «precariedad laboral» de un sector «excesivamente estacional».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos