Fade urge al Principado a «abordar en serio» los problemas de conexión del aeropuerto de Asturias

Fade urge al Principado a «abordar en serio» los problemas de conexión del aeropuerto de Asturias

Isaac Pola insiste en la intención de mantener las líneas y recuerda que la ruta británica está «cubierta» hasta octubre, pero el PP dice que la gestión «es nefasta»

Aida Collado
AIDA COLLADOGijón

El anuncio de Easyjet, que esta misma semana confirmó a EL COMERCIO la suspensión de sus vuelos directos a Londres a partir de octubre, ha caído como un jarro de agua fría en Asturias. Por mucho que el Principado intentase ayer restar importancia a la «decisión empresarial» de la compañía e insistiese en que esta ruta está, por el momento, «cubierta» gracias al convenio con Iberia Express y Vueling, no ha conseguido tranquilizar a los asturianos. Quizá porque tampoco estas dos aerolíneas permiten la compra de billetes más allá del décimo mes del año, cuando caduca el acuerdo.

Lo que el Gobierno regional entiende como «normal», para muchos es un signo de alarma y temen que la intención de las 'low cost' sea presionar al Ejecutivo para que habilite fondos con el fin de promocionar una ruta, la británica, que siempre ha estado impulsada por subvenciones. Una exigencia que la prórroga presupuestaria podría complicar sobremanera. En este contexto, la Federación Asturiana de Empresarios se ha mostrado profundamente crítica con lo acontecido estos días. Su presidente, Belarmino Feito, se refirió al anuncio de Easyjet como «una desgracia más en las comunicaciones que dan servicio a la empresa desde el aeropuerto de Asturias» y se comprometió a «urgir al Principado a tomar alguna medida en este sentido y a replantear y reconsiderar en serio las necesidades de comunicación con los grandes centros neurálgicos de comunicaciones».

La patronal quiere que el Gobierno de la comunidad «aborde en serio» el problema de las conexiones aéreas. Principalmente, por la necesidad «imperiosa» de las empresas asturianas. Feito hizo referencia a los datos de crecimiento de Asturias, que identifican la industria como elemento clave. «Y la industria asturiana -matizó- es exportadora, por lo que hay que darle servicio y apoyarla con estas conexiones, que en vez de ir a más van a menos».

No se mostró más comprensivo el Partido Popular, que calificó de «nefasta» la gestión -«a salto de mata y sin un plan»- del Gobierno autonómico en lo que respecta a la política aérea. El diputado en la Junta Pedro de Rueda aseguró ayer que la decisión de Easyjet era «previsible», porque «no se puede dejar el aeropuerto en monopolio, prácticamente, de una compañía con sus distintas banderas», lo que en su opinión provoca la pérdida de vuelos y una «nula» competitividad.

El parlamentario fue más allá del último disgusto e indicó que el coste del billete más barato para este lunes a Barcelona es de 272 euros, cuando desde el aeropuerto de Cantabria el precio es de 112 euros, menos de la mitad. Así, lamentó que el Gobierno socialista haya sido «incapaz de enderezar» la situación y, como consecuencia, el aeropuerto sea cada vez menos competitivo en todo tipo de vuelos: de trabajo y de ocio.

Por su parte, el consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, insistió en que «Londres es un destino importante y ahora está cubierto por otras compañías», en referencia a Iberia Express y Vueling. Reconoció que lo «deseable» es que haya «una oferta competitiva», que varias aerolíneas «den cobertura a esa conectividad», pero lo realmente importante, destacó, «es tener cubierto ese destino». La razón por la que ninguna de estas dos compañías venden billetes, dijo, es que «en octubre hay un cambio de temporada y todavía no tienen elaborada su oferta». Pero, aclaró, el Ejecutivo «mantiene negociaciones con todas las compañías aéreas que potencialmente puedan dar servicio desde el aeropuerto de Asturias». Incluidas aquellas con las que mantiene convenios «que tienen habilitada la posibilidad de una prórroga, en el caso del de Londres, de dos años». Aunque es demasiado pronto, explicó, para saber si dicho acuerdo se ampliará, se mejorará o se prorrogará. Ya están en ello, tranquilizó.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos