Fallece a los 65 años Arturo Verano, ex director general de Educación

Arturo Verano, en la Junta General del Principado en febrero de 2013. / MARIO ROJAS
Arturo Verano, en la Junta General del Principado en febrero de 2013. / MARIO ROJAS

Llevaba apartado de la vida pública desde 2008 por sus problemas de salud. Declaró como testigo en el juicio del 'caso Renedo'

MARCOS MORO GIJÓN.

El que fuera director general de Recursos Humanos de la Consejería de Educación del Principado entre 2003 y 2008, Arturo Verano García, falleció ayer a los 65 años en Oviedo. Verano, natural de Villablino (León), era diplomado en Magisterio y licenciado en Pedagogía. Durante su etapa como maestro ejerció fundamentalmente en el occidente asturiano y fue director e iniciador de la premiada comunidad educativa 'Aurelio Menéndez' de San Antolín de Ibias.

Condecorado con la Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, máxima distinción del Ministerio de Educación, fue director asimismo del colegio público Jovellanos de Vegadeo y concejal en ese Ayuntamiento, además de secretario general de la FETE-UGT del occidente y máximo responsable del sindicato en esta comarca.

En 2001 dio el salto a la Administración regional tras ser nombrado director general de Recursos Humanos y Planificación de la Viceconsejería de Ciencia y Tecnología. En 2003 pasó a ocupar el cargo de director general de Recursos Humanos en Educación, responsabilidad que desempeñó durante cinco años siempre de la mano del exconsejero José Luis Iglesias Riopedre. En su última etapa, antes de que se hiciera efectiva su salida del Principado en marzo de 2008, alegando motivos personales, tuvo que lidiar con la intención de la Consejería de Administraciones Públicas de acometer una reordenación del sector educativo para atender las necesidades cambiantes de los distintos ciclos, un anuncio que en su momento fue interpretado por los sindicatos como una «brutal reconversión» que supondría la pérdida de 125 puestos de la plantilla orgánica.

Defensa de su inocencia

Fue imputado en la causa judicial del 'caso Renedo', a raíz de un informe de la Agencia Tributaria que reveló que la empresa Almacenes Pumarín (APSA) había pagado a Tartiere Auto la adquisición de un coche de alta gama, en concreto un Audi A4, que acabó disfrutando el ex director general. Verano dio explicaciones sobre este asunto en febrero de 2013 ante la comisión parlamentaria que se creó en la Junta General del Principado. «¿Cómo explica que el Audi A4 aparezca abonado con un cheque de Almacenes Pumarín por 31.800 euros en el año 2007?», fue interpelado en dicha comisión. «Pues alguien me lo tendrá que explicar a mí, porque no lo sé», afirmó Verano.

«Yo solo sé que el coche lo pagué yo». Nada más», declaró ante las preguntas de los diputados regionales. También aseguró que él nunca tuvo competencias en contratación. Sobre Riopedre dijo que «soy amigo suyo desde hace 30 años». Del hijo del exconsejero de Educación indicó que «sé que es geólogo como el mío es jardinero y él -por Riopedre- lo sabe también». Durante el juicio oral, cuya sentencia ya no podrá conocer, declaró como testigo y volvió a defender su inocencia.

Verano deja esposa, María Begoña Ceán Sánchez, tres hijos -Mercedes, Ignacio y Rosana- y un nieto. Sus restos mortales serán incinerados hoy, a las 20.30 horas de la tarde, en el Tanatorio de Gijón-Cabueñes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos