Fallece a los 62 años el catedrático de Química Ricardo Llavona

L. M. GIJÓN.

La Universidad de Oviedo perdió el pasado jueves a «un extradordinario docente» y un «gran gestor». El catedrático de Química y, desde 2010, director del departamento de Química Orgánica e Inorgánica, Ricardo Llavona, falleció en su domicilio de Oviedo a los 62 años víctima de un cáncer de pulmón. Casado en segundas nupcias con Marta González Prieto, gerente de la institución académica durante el rectorado de Vicente Gotor, tenía dos hijos, Ricardo y Laura, de su primer matrimonio.

Alumno brillante de la facultad de Químicas, prácticamente toda su carrera profesional estuvo ligado a la Universidad de Oviedo, tanto en el ámbito académico como de gestión. Profesor en la que había sido su facultad y en la Escuela de Minas de Oviedo, «demostró un gran interés por la innovación docente y por conectar con los alumnos», destacó ayer el rector, Santiago García Granda. Llavona Guerra fue director del área de Estudiantes en el equipo rectoral de Julio Rodríguez y, desde su creación, coordinador del máster en Química y Desarrollo Sostenible. Como director de departamento, donde estaba a punto de cumplir los ocho años de mandato, «demostró su capacidad de unir a todo el mundo y evitar tensiones», aseguraba ayer Vicente Gotor.

García Granda, que entabló relación con él en la década de los 80, destacó su «compromiso constante» con la institución y su trabajo en el equipo de investigación de Julio Rodríguez y Marta Suárez, quienes, como el propio Llavona «también murieron muy jóvenes».

Los familiares y allegados de Ricardo Llavona Guerra lo despedirán hoy, a las 13 horas, en el tanatorio de Los Arenales, donde se celebrará el acto de la palabra y posteriormente se procederá a su incineeración.

Fotos

Vídeos