Adiós al doctor Jesús Otero, el padre de los trasplantes en Asturias

Fallece el doctor Jesús Otero, coordinador regional de trasplantes durante tres décadas
El doctor Jesús Otero, responsable autonómico de trasplantes entre 1990 y 2017, en los pasillos del viejo HUCA. / MARIO ROJAS

Una enfermedad le llevó a ser trasplantado de pulmón hace siete años. Impulsor del programa de donaciones, ha legado sus tejidos

LAURA MAYORDOMO / LAURA FONSECA GIJÓN.

Comprometido con la sanidad pública, Jesús Otero fue adjunto de la UVI y el primer jefe del servicio de Urgencias de la antigua Residencia Covadonga, aunque será recordado como el 'alma mater' del programa de trasplantes en Asturias, del que fue coordinador regional durante casi tres décadas, en las que, junto con su equipo, consiguió situar al Principado en las más altas cotas de donaciones del país. Fiel a su trayectoria, el médico internista que en 2011 se convirtió en trasplantado, tras recibir un injerto de pulmón en el hospital cántabro de Valdecilla, ha acabado sus días como donante. Ayer falleció en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde llevaba ya un tiempo ingresado al agravarse su estado de salud. En el complejo hospitalario de La Cadellada se había despedido de la actividad asistencial en 2017, al cumplir los setenta años.

La personalidad «irrepetible» de 'Chus' Otero, como le conocía prácticamente todo el mundo, no solo queda de manifiesto con la decisión de donar sus tejidos. En su esquela, en mayúsculas y en un espacio destacado, se puede leer el mensaje que dio sentido a su vida profesional: 'Dona tus órganos, regala vida'.

«Afable, optimista y trabajador infatigable, Chus conseguía todo lo que se proponía» José Luis Lambert, Jefe del área de corazón

Nacido en Zaragoza en 1947, el doctor Otero llevaba asentado en Asturias más de cuarenta años. «Hizo la especialidad, porque de aquella no había MIR, en la antigua residencia», recuerda José Luis Lambert, quien trabó amistad con él ya a finales de la década de los 70, cuando el actual jefe del área de corazón en el HUCA aún era estudiante de Medicina. Y aunque «no se le ponía nada por delante y conseguía todo lo que se proponía, como buen aragonés», lo cierto es que en lo personal ejercía y se sentía como un asturiano más. «Siempre defendió el hospital y la ciudad de Oviedo», destaca de él Lambert, quien también subraya el mérito de haber permanecido al frente de la coordinación de trasplantes del Principado con gobiernos de distinto color político y con los más diversos consejeros de Sanidad.

«Era una persona muy querida y valorada tanto por sus compañeros como por los pacientes. Su aportación al sistema sanitario público ha sido ingente y su legado es, a día de hoy, un ejemplo a seguir para todos», reconocía ayer el gerente del HUCA y del Área Sanitaria IV, Luis Hevia.

Jesús Otero formaba parte del equipo médico que llevó a cabo el primer trasplante de la historia de la sanidad asturiana. Fue un 22 de marzo de 1983 y el paciente, un minero de Riosa, al que le implantaron un riñón. El éxito de aquella intervención fue también de los igualmente jovencísimos Paco Ortega, Ernesto Gómez y Valentín Muruamendiaraz, entre otros. A ese trasplante renal le siguieron luego muchos más. En 1998 se iniciaron los de corazón y en 2003, los de hígado. Se estima que en la región se han realizado desde entonces algo más de 1.500 injertos de riñón, más de 300 de corazón y unos 500 de hígado. «Los profesionales del trasplante de Asturias estamos en deuda con su impulso y energía», reconocía ayer el responsable de trasplante hepático del HUCA, Ignacio González Pinto, quien también recordaba que «muchos pacientes han sobrevivido gracias a él».

Despedida en Los Arenales

Casado en segundas nupcias con la también doctora Dolores Escudero, Jesús Otero tenía una hija, Macarena -que ha seguido los pasos profesionales de sus padres-, y dos hijos de su primer matrimonio, Javier y Jorge, este último cantante y guitarrista del grupo Stormy Mondays. Sus restos mortales están siendo velados desde ayer en el tanatorio de Los Arenales, en Oviedo, donde esta tarde, a las seis, se celebrará un acto de despedida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos