Fallece un hombre en una colisión frontal contra un autobús en Carreño

Estado en el que quedó el vehículo siniestrado.
Estado en el que quedó el vehículo siniestrado. / DANIEL MORA

Ovetense de 71 años, invadió el carril contrario en la carretera de Candás a Tabaza. El conductor del autocar y la nieta de la víctima resultaron heridos

ALICIA G.-OVIES CANDÁS.

Un hombre de 71 años y vecino de Oviedo, M. D. F., falleció ayer en la carretera que une Candás con Tabaza al colisionar la furgoneta que conducía contra un autobús que realizaba la ruta Oviedo-Luanco. Según relatan los testigos, M. D. F. invadió el carril contrario, sin que el conductor del autobús, que resultó herido leve, pudiese hacer nada por evitar la colisión. El siniestro tuvo lugar en un tramo recto con visibilidad, en la zona de Piedeloro. En el interior del vehículo accidentado viajaba también la nieta, de catorce años, del conductor. La joven tuvo que ser trasladada al Hospital Universitario Central de Asturias.

Los hechos tuvieron lugar pasadas las cuatro y veinte de la tarde. Por causas que se están investigando, M. D. F., quien conducía una furgoneta con matrícula 4264-CKJ, invadió el carril contrario y acabó chocando contra el autobús, 0510-FBK, en la carretera AS-110 a la altura del punto kilométrico seis. Según contaron los testigos, «no llevaba ningún otro vehículo delante, pero la maniobra fue como las de adelantamiento». Y una mujer que circulaba en su vehículo detrás de la furgoneta siniestrada aseguró que «el conductor del autobús no pudo hacer nada por evitarlo, aunque intentó frenar».

El Servicio de Emergencias del Principado recibía el aviso al poco de producirse la colisión, a las 16.27 horas. Inmediatamente se trasladaron hasta allí el equipo de Atención Primaria de Candás y Luanco, los bomberos del Servicio de Emergencias y varios agentes de la Guardia Civil. Estos últimos han iniciado la investigación para esclarecer qué sucedió.

El equipo de Atención Primaria de Candás, por su parte, solo pudo confirmar el fallecimiento de M. D. F.. Debido al estado en el que se encontraba el coche, tras recibir la correspondiente autorización, los bomberos, con base en el parque de Avilés, tuvieron que retirar las puertas del lado del conductor y el pilar del vehículo para poder abrir hueco y sacar a la víctima mortal.

Esta persona iba acompañado por su nieta, quien fue traslada con policontusiones de pronóstico reservado, a expensas de más pruebas y hasta nueva valoración médica, al HUCA. Al parecer, «estaban pasando unos días en el camping de Antromero y en ese momento se dirigían a Oviedo».

El conductor del autobús, de 55 años, fue enviado al Hospital de Jove en Gijón, visiblemente conmocionado. «Tuvo mucha suerte porque el choque fue justo por el lado derecho», aseguró una de las testigos.

Retenciones en Candás

El accidente provocó retenciones durante varias horas en la rotonda de Candás, donde agentes de la Policía Local se encargaron de cortar la vía y desviar el tráfico hacia Gijón, y en la de Tabaza.

Hasta el lugar del siniestro se trasladaron también responsables de conservación de la vía, que se encargaron de limpiar la carretera para que pudiese volver a abrirse a la circulación.

Más noticias

Fotos

Vídeos