Fallece el piragüista Miguel Ángel Valdés en un accidente de tráfico

El turismo con el que chocó Miguel Ángel Valdés, en la cuneta de la zona de El Requexu.
El turismo con el que chocó Miguel Ángel Valdés, en la cuneta de la zona de El Requexu. / A. G.-O.

La moto que pilotaba chocó frontalmente contra otro vehículo al intentar adelantar a un coche en la carretera de El Puntal a Villaviciosa

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

El mundo del piragüismo está de luto. Miguel Ángel Valdés García, de 50 años y miembro del club Piragüismo Maliayo, falleció ayer en un accidente de tráfico cuando volvía de ver la XI Regata Internacional Ría de Villaviciosa. La moto que pilotaba el deportista chocó frontalmente contra otro vehículo cuando intentaba adelantar a un coche en la carretera que va de El Puntal a Villaviciosa. Pese a la rapidez con la que varios médicos que estaban cerca del lugar del accidente acudieron a prestarle asistencia, no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Eran poco más de las 15.30 horas cuando Valdés decidió coger su moto, con la que solía desplazarse, para regresar a su casa tras haber disfrutado con sus compañeros de una edición más de la regata internacional organizada por el club con el que entrenaba. Había acudido, como siempre, a colaborar con el deporte que tanto amaba y al que había dedicado tantas horas de su vida. El siniestro se produjo en un recta con buena visibilidad, a la altura de El Requexu, en la que está permitido el adelantamiento.

Miguel Ángel Valdés, a la derecha, junto a su amigo Manuel Busto durante el Descenso del Sella del sábado. / DAMIÁN ARIENZA

Según cuentan los testigos, cuando tras iniciar la maniobra para sobrepasar al coche que le precedía vio cómo de frente se acercaba otro vehículo, Valdés intentó recular y regresar a su carril. Pero perdió el control de su moto y finalmente acabó chocando contra el otro turismo, en el que viajaba una pareja de Cangas de Onís que nada pudo hacer por esquivarle. El motorista colisionó contra la parte izquierda del coche. Y a pesar de los esfuerzos por reanimarle de tres médicos que vieron todo lo ocurrido, moría poco después.

«Si no llega a ser por el golpe yo ni me hubiera enterado. En ningún momento se acercó a mi coche», relataba nervioso por lo sucedido el conductor al que Valdés había intentado sobrepasar. Hasta el punto donde ocurrió el accidente se trasladaron efectivos del Servicio de Emergencias del Principado, de la Guardia Civil de Tráfico y de la Policía Local. Estos últimos se encargaron de regular la circulación en la zona en un momento en el que el tráfico era muy fluido debido a que la regata, que reúne cada año a cientos de aficionados al piragüismo, ya había finalizado.

La cercanía del lugar al de celebración del evento deportivo hizo que en pocos minutos amigos y conocidos del fallecido se hicieran eco de la triste noticia. Muchos de ellos, desconsolados, acudieron de inmediato hasta el punto donde había tenido lugar el accidente.

El nombre de Miguel Ángel Valdés se suma al de otros siete motoristas que han perdido la vida en accidente de tráfico en Asturias en lo que va de año. El último, el pasado 21 de julio al chocar contra el camión al que intentaba adelantar en la AS-16, entre Soto del Barco y Salas.

Más

Fotos

Vídeos