El fallo y sus cuatro pleitos paralelos marcarán el inicio del curso político

La sentencia se conocerá el jueves, el delito fiscal de Igrafo se juzgará en una semana y el Tribunal de Cuentas señala vistas para el 19 de octubre

R. MUÑIZ GIJÓN.

El 'caso Renedo' ha vuelto para quedarse y marcar el otoño político. Salvo sorpresa, en los próximos días sus señorías retomarán la actividad parlamentaria, fijarán la fecha para el debate del estado de la región y el Consejo de Gobierno aprobará el techo de gasto e iniciará los primeros movimientos para acordar un nuevo presupuesto. La Federación Socialista Asturiana, además, tiene convocadas para el día 17 sus primarias para nombrar secretario general, mientras que Podemos e IU tratan de acordar una agenda política común para la segunda mitad de la legislatura con la que luego se dirigirán a los socialistas. De que fragüen esas complicidades dependerá en buena medida que la Junta General desatasque los distintos proyectos legislativos para reforzar la transparencia, buen gobierno, lucha contra la corrupción e inspecciones dentro del Principado. También, de paso, que se acuerde una reforma para la empresa público-privada Sogepsa que impida a la Comisión Europea sancionar a España.

El curso político arranca con un Gobierno en minoría, tratando de salir de su debilidad parlamentaria, y con una trama de corrupción centrada en hechos anteriores al año 2011, pero que proporcionará nuevos capítulos durante las próximas semanas. El fallo divulgado el viernes por la Audiencia Provincial es el primero de una serie de hitos judiciales. El siguiente se espera el jueves, cuando la Sección Tercera entregue a los procuradores las unidades USB con la sentencia íntegra, que ronda el millar de folios.

El texto se conocerá por tanto el día de las Medallas de Asturias. En las jornadas siguientes Podemos reclamará a la Sala que convoque la vista en la que las acusaciones presentarán los argumentos por los que interesan el ingreso en prisión de los condenados. La cita, y la decisión que adopte al respecto el tribunal, marcarán la tensión informativa de la región.

Otra vez al banquillo

Existen otros cuatro pleitos paralelos que también darán que hablar. El Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo será escenario de uno de ellos. Su titular ha reservado las mañanas entre los días 11 al 15 de este mes para repetir el juicio por el presunto delito fiscal cometido por dos de los socios de Igrafo. En el banquillo de los acusados se sentarán de nuevo los hermanos Víctor y Roberto Muñiz, para responder de una supuesta evasión de impuestos que en realidad ya fue analizada en mayo, en un juicio que la magistrada ha ordenado repetir para subsanar un defecto de forma. Durante las vistas serán convocados de nuevo José Luis Iglesias Riopedre, María Jesús Otero y Marta Renedo, para que, otra vez, den su versión sobre los supuestos favores que les dedicó la desaparecida empresa de material de oficina.

El del delito fiscal no es el único juicio derivado del sumario principal con fecha cercana. El Tribunal de Cuentas también avanza un pleito centrado en el supuesto perjuicio económico ocasionada al erario público por Marta Renedo. El órgano judicial tiene previsto iniciar la primera vista el próximo 19 de octubre. Existe otro proceso abierto en la jurisdicción contable, centrado en José Luis Iglesias Riopedre y una funcionaria, si bien este no tiene fecha conocida.

Suma y sigue. Tras las vacaciones del verano, está previsto que el Juzgado de Instrucción número 4 de Oviedo reactive la investigación que tiene abierta sobre el supuesto fraude cometido por Igrafo y APSA en la Consejería de Educación, en los años 2009 y 2010. La magistrada-juez tiene pendiente citar a decenas de directores y exresponsables de colegios e institutos para que certifiquen si sus firmas fueron falsificadas en los albaranes de entrega de material y la consejería pagó por muebles que nunca le llegaron.

Fotos

Vídeos