«Nos falta marketing», de la Escuela Politécnica de Mieres

E. R. / S. G. A. GIJÓN.

Formar a los orientadores es una de las cuestiones clave, en opinión de Asunción Cámara, directora de la Escuela Politécnica de Mieres, para que los estudiantes accedan a la formación universitaria con ciertas garantías.

«En ocasiones los propios orientadores dan una información que está sesgada por su propia formación, desconocen el detalle de algunas titulaciones», explica Cámara, quien considera que hay que hacer esfuerzos desde todos los ámbitos para que los futuros universitarios dispongan de la mayor cantidad de información posible.

En su caso, la Escuela Politécnica que dirige habla con hechos. «Estamos haciendo una intensa labor de promoción», destaca Asunción Cámara, quien detalla que incluso pagan una cuenta en redes sociales para dar a conocer sus titulaciones, algunas de ellas muy novedosas. «Gastamos parte del presupuesto del que disponemos en promoción, aunque la orientación no solo se ha de prestar desde la Universidad, ha de empezar en Secundaria», defiende la directora de la Politécnica mierense.

Cámara, asimismo, entiende que hay que realizar un «análisis profundo de las ingenierías» para ver, entre otras cuestiones, cómo mejorar la proyección de los grados. «Nos falta marketing», reconoce. Y cita un ejemplo. «El grado de Minas tiene una mención en Energía y los estudiantes no lo saben», lamenta, al tiempo que apunta que en algunos casos quizás solo sea cuestión de cambiar el nombre de las titulaciones para que reflejen lo que verdaderamente se va a cursar en ellas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos