La falta de taquillas en el HUCA obliga al personal a «dejar la ropa en bolsas»

Mochilas por el suelo, en un despacho del HUCA. / E. C.
Mochilas por el suelo, en un despacho del HUCA. / E. C.

La plantilla contratada en verano carece de un sitio donde cambiarse de ropa y dejar sus pertenencias. «Es surrealista», critican

L. M. GIJÓN.

Ya lo denunciaron en junio, cuando se incorporaron al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) los trabajadores contratados para cubrir las vacaciones. Ayer, nuevamente, el Sindicato de Celadores y Personal No Sanitario (Sicepa) volvió a poner de manifiesto la escasez de taquillas en los vestuarios del complejo hospitalario. Porque el problema, lejos de solucionarse, «se ha reproducido con el personal contratado en el mes de agosto». Sicepa lo denunció ayer, vía comunicado y acompañándolo de fotografías en las que se ven las pertenencias de los profesionales repartidas por el suelo o en estanterías. Con ellas quieren demostrar que los celadores «han vuelto a tener que cambiarse en cualquier esquina y han tenido que dejar la ropa en bolsas y mochilas en cualquier despacho». Algunos se cambian en las propias plantas por la distancia al vestuario.

Es una situación que consideran «surrealista» y que los delegados de prevención han venido denunciado de forma reiterada. «La inspección de trabajo ya ha requerido varias veces medidas que solucionen el problema», asegura el sindicato de celadores, que recrimina a la empresa Gispasa, encargada de la gestión del Hospital Central, que hasta el momento no haya hecho nada. «Si es incapaz de gestionar algo tan básico como las taquillas del personal, no entendemos por qué tiene que seguir existiendo», aseguró Sicepa tras recordar que «el propio Parlamento regional solicitó su disolución en reiteradas ocasiones».

Según datos de la gerencia del HUCA, en el complejo de La Cadellada existen un total de 6.290 taquillas, cifra superior a la plantilla, integrada por unos cinco mil profesionales. La cuestión es que hay quien utiliza más de una taquilla o quien ya no trabaja en el hospital y se fue sin devolver la llave. «Es una situación que se está tratando», aseguró el gerente el pasado junio.

Fotos

Vídeos